Gastronomía

Beher, desde la cría del cerdo raza 100% ibérica a su mesa

►Los productos Beher logran una homogeneidad única en todos sus jamones y embutidos gracias a la raza y a la alimentación

Jamones Beher
Jamones Beher FOTO: Santiago_Santos

Beher es una empresa familiar nacida en Guijuelo (Salamanca) que lleva casi un siglo dedicada al mundo del ibérico y que, hoy en día, es una marca consolidada y reconocida en el mundo entero. La clave, sin duda, es el control de todo el proceso productivo, desde la cría del cerdo de raza 100% ibérica en sus fincas de España y Portugal, pasando por la elaboración y curación de sus productos (jamones, lomo y embutidos ibéricos) en sus instalaciones de Guijuelo (que suman 28.000 metros cuadrados) y terminando con la puesta en valor y la venta en sus tiendas y restaurantes.

Dos son los factores principales por los que Beher logra una gran homogeneidad de sabor en todos sus jamones y embutidos: la raza y la alimentación. En concreto, Beher cría su propia cabaña ganadera, desarrollando granjas de animales de Raza Autóctona 100% Ibérica, cuya pureza genética ha sido seleccionada y cuidada. Los cerdos 100% ibéricos de Beher son criados en libertad en un entorno privilegiado, en amplias dehesas de alcornoques y encinas con un mínimo de 60 árboles por animal. Y son alimentados con recursos del campo, como pastos, raíces, tubérculos y frutos característicos como la bellota, así como piensos de elaboración propia. En Beher cuentan con un equipo de veterinarios nutriólogos que realizan las fórmulas precisas y controlan las propiedades y la correcta trazabilidad de estos piensos.

Entre encinas y alcornoques

Además, para los cerdos que van a ir a montanera y culminar sus últimos días engordando a base de bellota, se preparan durante todo el año las dehesas de encinas y alcornoques en las que pastarán, asegurándose de que los cerdos se alimentan con los mejores frutos posibles y dispondrán de más de una hectárea por animal.

Jamones Beher
Jamones Beher FOTO: Santiago_Santos

El resultado de todo este cuidado proceso es un jamón único, perfecto. Piezas largas, estilizadas y de hueso extremadamente fino, características típicas de la pureza de Raza 100% ibérica. Tienen la proporción exacta de grasa y tocino. Destacan por su atractivo color rojo cereza, el brillo y suavidad de su grasa y su justa infiltración. El aroma resulta intenso, muy jugoso, su textura es suave y su inconfundible e intenso sabor perdura en boca.

En su afán por innovar y estar a la vanguardia de las tendencias de mercado, la marca también cuenta con tiendas propias y restaurantes en ciudades como Madrid, Valencia, Marbella, Fuengirola, Córdoba o Bilbao, entre otros, a los que se sumarán en breve próximas inauguraciones. En todas ellas es posible comprar y degustar sus productos, tanto jamón como embutidos y carnes frescas.