El robot anti-bullying

Un robot ayuda a profesores y psicólogos a detectar casos de acoso en las aulas

Es el guardián contra el bullying. Metro cuarenta de altura, mirada penetrante y sonrisa tecnológica. Inteligencia artificial para evitar situaciones de acoso en el aula. La teoría la conocen, pero verbalizarla es más difícil. La idea del proyecto es detectar a tiempo situaciones de acoso. Una plataforma online, que entre juegos y preguntas va analizando la situación general entre los alumnos. Y después los niños hablan a solas con el robot. Las conversaciones posteriormente las escuchan profesores y psicólogos del centro y actúan con más datos para evitar el bullying.