A pro-government protester hits a pot during a protest near the Congress in Lima, Peru, Monday, Nov. 9, 2020. (AP Photo/Rodrigo Abd)Rodrigo AbdAP

Perú:“No es por el presidente, es por mi país”

En un país donde las leyes están hechas por los mismos que la infringen, parece no haber esperanza, pero ahí están los peruanos, de pie en las calles, luchando por un verdadero cambio

En un país donde las leyes están hechas por los mismos que la infringen, parece no haber esperanza, parece no haber oportunidades, parece no haber solución, pero ahí están los peruanos, más fuertes que nunca, más unidos, de pie en las calles, luchando por un verdadero cambio.

Furioso, rebelde y cansado, así está el país, después de que el Congreso de la República peruana destituyera, el pasado lunes, a su presidente, Martín Vizcarra, a través de una moción de vacancia por “incapacidad moral”.

“Manuel Merino no es mi presidente”, “No es por el presidente, es por mi país”, gritan hastiados los peruanos en las protestas diarias que abarrotan las calles en todo el país, incluso a pesar de la pandemia.

Vizcarra llevaba meses siendo acusado por supuesta corrupción y perseguido por el Congreso opositor, el cual tuvo que cerrar ya una vez por las constantes trabas que le ponían a su gobierno, antes de la crisis sanitaria.

Sin embargo, el problema no son las acusaciones a Vizcarra, sino que en Perú, todos los expresidentes de los últimos 20 años, han sido acusados por delitos de corrupción, algunos de ellos, condenados como Alberto Fujimori (1990 - 2000) y Ollanta Humala (2011-2016).

La impotencia peruana, se alimenta de la impunidad que aún prevalece con otros de sus ex mandatarios, como los actualmente investigados: Alejandro Toledo (2001-2006) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

En Perú, el descaro de la corrupción ha superado cualquier límite, cuando el ex presidente Alan García, quien tuvo dos mandatos (1985-1990 y 2006 -2011), se suicidó el año pasado antes de responder a la justicia, mientras la fuerza policial esperaba apresarlo en la puerta de su casa.

Hoy, Manuel Merino, expresidente del Congreso y principal impulsor de la moción, lleva la banda presidencial y el repudio de la gente se ha dejado oír en todo el mundo, pues no solo no lo han elegido, sino que tras él también pesan casos de corrupción por sus cargos públicos del pasado.

PROTESTAS LIMA, NOVIEMBRE 2020Rupa Flores PROTESTAS LIMA, NOVIEMBRE 2020

Merino ha dicho que respetará las elecciones del próximo 11 de abril de 2021, pero su indiferencia ante el rechazo peruano, pone en duda su realización.

People who are refusing to recognize Peru's new government gather to protest, in Lima, Saturday, Nov. 14, 2020. Peru’s Congress voted overwhelmingly to remove now ex-President Martín Vizcarra on Monday. (AP Photo/Rodrigo Abd)Rodrigo AbdAP