El SAS investiga la muerte de un hombre en el centro de salud de Olula

Según los familiares del fallecido, que acudió “aparentemente por un infarto”, tuvo que esperar 20 minutos hasta ser atendido

El Servicio Andaluz de Salud, a través del Área de Gestión Sanitaria Norte de Almería, abrió una investigación interna para esclarecer la muerte de un hombre de 76 años en el servicio de Urgencia de Olula del Río después de que no llegara a ser atendido ante una “patología cardiaca” debido a ausencia de personal facultativo en el momento en el que llegó al centro sanitario con su hijo.

El delegado territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Almería, Juan de la Cruz Belmonte, explicó que en el momento en el que el paciente llegó al centro de salud, el equipo médico había salido a realizar una atención médica fuera del centro, tras lo que se produjo un “fallo de coordinación” con la persona que había a cargo del ambulatorio.

“Se va a realizar una investigación en profundidad y se van a citar a todos los implicados en el proceso”, aseguró el delegado, quien contestó que el pasado sábado 21 de diciembre había de guardia un equipo médico, si bien entre semana son más los equipos disponible.

En esta línea, aseguró que el Gobierno andaluz tiene como “prioridad” el “reforzar” e “incrementar” el número de facultativos en los centros de salud a lo largo de 2020. “Queremos meter más médicos, pero hay dificultades para la contratación”, dijo Belmonte, quien recordó que la proximidad de Murcia a esta área sanitaria lleva a muchos profesionales a la región vecina, donde hay más recursos económicos para las guardias y “menos presión asistencial”.

El delegado precisó además que dentro de las cuestiones a investigar se determinará si se activó o no el protocolo previsto para la falta de médicos, consistente en solicitar ayuda al 061 para “activar las unidades más cercanas”.

Según los familiares del fallecido, identificado como G.S.U., el hombre llegó en estado de "inconsciencia" y con dificultades para respirar acompañado de su hijo después haber esperado "unos 20 minutos" a ser atendido por un médico sin que llegara a ser explorado ante la ausencia de facultativos en el centro de salud.

Fue sobre las 11:10 horas del pasado sábado el hijo del afectado se presentó en el servicio de urgencias del centro de salud de Olula con el afectado, quien “aparentemente” sufría un infarto, ya que padecía del corazón.

Tras introducir a su padre por sus propios medios en el centro de salud con una camilla que había cogido del ambulatorio, la celadora le comunicó que no había “ningún facultativo”, por lo que le exigió que llamara a un médico. No obstante, y pese a los distintos esfuerzos del familiar y su insistencia para que acudiera un facultativo, la asistencia médica llegó una vez que el hombre había fallecido.