Un taller de empleo de El Pedroso forma a 15 desempleados en cuidado de zonas verdes

La iniciativa, financiada por la Junta con más de 220.000 euros, ha trabajado en un sector emergente en la zona

La delegada de Empleo, María del Mar Rull, posa junto a los alumnos-trabajadores de El Pedroso
La delegada de Empleo, María del Mar Rull, posa junto a los alumnos-trabajadores de El Pedroso

La delegada de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, María del Mar Rull, ha clausurado hoy el taller de empleo que puso en marcha el Ayuntamiento de El Pedroso este año. Han participado un total de 15 desempleados mayores de 25 años: 11 mujeres y 4 hombres. Para el desarrollo de esta iniciativa esta entidad ha contado con una subvención por parte de la Junta de Andalucía superior a los 220.000 euros.

Los alumnos-trabajadores han recibido formación profesional asociada a los certificados de profesionalidad de auxiliares en viveros, jardines y centros de jardinería y el de instalación y mantenimiento de jardines y zonas verdes, correspondiente al segundo nivel. Asimismo han estudiado competencias claves como Lengua y Matemáticas a la vez que han sido contratados desde el principio en ocupaciones relacionadas con el certificado correspondiente, pudiendo desempeñar el trabajo en paralelo a la formación y percibiendo un salario correspondiente al SMI vigente, tal y como establece la normativa de estas iniciativas.

Esos trabajos tutorizados los han realizado en Parque Arbolé, Parque Espìno, Parque situado en el centro del Pueblo, Piscina municipal y Finca de la Jarosa. También, durante el proyecto se han programado dos salidas relacionas con los certificados, una a Córdoba, para visitar el Jardín Botánico, donde existen diferentes tipologías de plantas en el jardín, así como las instalaciones de riego y otra a Los Reales Alcázares y el Parque María Luisa de Sevilla. Aquí hicieron un recorrido por los jardines mas interesantes al criterio de los monitores y que se ajustan al certificado de profesionalidad.

La delegada ha querido felicitar a los alumnos-trabajadores participantes por su esfuerzo y su trabajo durante estos últimos 12 meses, “esperando que la formación recibida les sirva para conseguir el empleo deseado, que es el objetivo último de este tipo de iniciativas y de la Junta de Andalucía”. La responsable territorial ha destacado que su labor durante este tiempo se ha centrado en unas especialidades importantes relacionadas con un sector en auge y con gran potencial en la zona debido a su riqueza paisajística.

Rull ha insistido en la importancia de los certificados de profesionalidad en unas especialidades muy demandadas en el mercado laboral, “que además de mejorar su formación real, supone contar con una acreditación oficial en el Sistema de la Formación Profesional a nivel Europeo”.

Para finalizar, ha anunciado que desde la Consejería de Empleo se está trabajando para que las Políticas Activas de Empleo, como las Escuelas Taller o los Talleres de Empleo, se midan por resultados tal y como se recoge en “el Plan Director, que permitirá al Gobierno andaluz obtener una mayor eficacia en la inversión que se desarrolla en esta materia en los territorios; como planes de empleo, red Andalucía Orienta o iniciativas como la clausurada hoy”.

Formación Profesional en la Provincia

La Consejería de Empleo ha concedido en esta edición del programa Escuelas Taller y Talleres de Empleo un total de 48 proyectos, 34 talleres y 14 escuelas, estas últimas destinadas a desempleados menores de 25 años. En total, estas iniciativas formarán a lo largo del último año a más de 700 personas gracias a un presupuesto total de 12.033.003,77 euros.

Las escuelas taller y talleres de empleo son programas mixtos de empleo y formación cuyo objetivo es facilitar la inserción sociolaboral de los desempleados, mejorando sus condiciones de empleabilidad. Se trata de proyectos de carácter temporal en los que se alternan la formación con el trabajo productivo, y en los que los participantes adquieren la formación profesional y la práctica laboral necesaria a través de un contrato, realizando obras y servicios de utilidad pública o interés social.

En el caso de las escuelas taller, los proyectos constan de dos etapas, una primera etapa formativa de iniciación, en la que el alumno trabajador recibirá formación profesional adecuada a la ocupación y recibirá una beca y, una segunda donde se complementa su formación en alternancia con el trabajo y las práctica profesional, siendo contratados por las entidades promotoras de los proyectos.

En los talleres de empleo recibirán la formación profesional adecuada a la ocupación a desempeñar en alternancia con el empleo y serán contratados por las entidades promotoras.

Los proyectos, de un año de duración, deben desarrollar productos o servicios de utilidad pública o de interés social, que posibiliten a los alumnos trabajadores la realización de un trabajo efectivo que, junto con la formación profesional para el empleo que reciben, procure su cualificación profesional y favorezca su inserción laboral.

En el caso de las escuelas taller los proyectos están relacionados con actividades de recuperación o promoción del patrimonio artístico, histórico, cultural o natural; la rehabilitación de entornos urbanos o del medio ambiente; la recuperación o creación de infraestructuras públicas.

Los Talleres de Empleo se centrarán en actividades de interés público, social o artesanal que permitan la inserción a través de la profesionalización y adquisición de experiencia de los participantes.

El programa se desarrolla en colaboración con los ayuntamientos, como ya ocurre con los planes de Empleo.

La Junta de Andalucía anticipó en su momento hasta el 75 por ciento del importe de las subvenciones para que contaran por adelantado con la mayor parte del dinero, y el resto (25%) una vez justificado el primer importe como marca la norma para comprobar que el dinero público se ha invertido en el objetivo marcado en el proyecto.