Toros

Andalucía reduce los costes administrativos de los festejos taurinos por el coronavirus

La Junta abre la puerta a celebrar el ciclo de novilladas a puerta cerrada y buscará liquidez a través de fondos europeos

La reunión de la Junta con Morante de la Puebla y otros afectados del sector taurino
La reunión de la Junta con Morante de la Puebla y otros afectados del sector taurino FOTO: La Razón La Razón

Uno de los sectores que más está sufriendo la crisis del coronavirus es el de la tauromaquia, con la suspensión, de entrada, de la Feria de Abril de Sevilla y sin una fecha segura aún de regreso de la actividad. El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, trasladó el apoyo del Gobierno andaluz al sector taurino. Bendodo mantuvo un encuentro telemático con empresarios como Ramón Valencia y José María Garzón; ganaderos como Rocío de la Cámara, Carlos Núñez (presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia), Juan Arenas o Victorino Martín (presidente de la Fundación Toro de lidia); y toreros como Morante de la Puebla, Pablo Aguado o Salvador Vega; además del abogado y representante de la Unión Nacional de Toreros, Íñigo Fraile; y Antonio Roche, presidente de la Plaza de Toros de Málaga. «Estamos buscando fórmulas y vamos a proponer medidas para intentar paliar, en la medida de lo posible, una crisis que está ya golpeando con fuerza en muchos sectores y con especial virulencia al toro de lidia por las limitaciones impuestas en el actual el estado de alarma», indicó Bendodo durante el encuentro en el que también participó el viceconsejero Antonio Sanz; el secretario general de Interior y Espectáculos Públicos, Miguel Briones; el secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez; y el director general de Emergencias y Protección Civil, Agustín Muñoz. El Ejecutivo andaluz está trabajando en la reducción de los costes económicos de carácter administrativo derivados de la organización de espectáculos taurinos, como contempla el anteproyecto de la Ley de Tasas. La Junta también baraja la celebración del XXVI ciclo de novilladas de las Escuelas Taurinas de Andalucía a puerta cerrada, manteniendo las normas de higiene sanitarias correspondientes y con la retransmisión de las mismas a través de Canal Sur, que ya había suscrito el acuerdo para emitir los nueve festejos más la final que se iba a celebrar en Utrera.

El Ejecutivo andaluz está inmerso en modificaciones para hacer más viables los festejos, señaló Bendodo. En noviembre se aprobó un nuevo Decreto de Reglamento de Festejos Taurinos Populares que «ha supuesto la eliminación de trámites innecesarios, simplificación de documentación a aportar por los organizadores de estos festejos, cobertura jurídica a cierto tipo de espectáculos y reducción en algunos supuestos del número de veterinarios».

La Junta de Andalucía también informó de que “desde la secretaría general de Interior y Espectáculos Públicos se está elaborando un nuevo Reglamento Taurino de Andalucía, consensuado con el Consejo de Asuntos Taurinos de Andalucía (CATA), mediante reuniones periódicas de su sección ejecutiva”.

Por otro lado, el Gobierno andaluz “plantea el diseño de una nueva estructura del espectáculo taurino para que sea más viable económicamente, más flexible y con menos exigencia, tal y como reclaman los empresarios”. Para ello, planifica la elaboración de un Plan Andaluz de la Tauromaquia, con convenios de colaboración con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y Diputaciones Provinciales y la implicación de otras consejerías de la Junta como Cultura, Turismo, Economía y Agricultura.

El objetivo, indicó la Junta, es configurar un nuevo marco de regulación y revitalizar los espectáculos taurinos en las plazas de municipios pequeños para generar fuente de riqueza local. Bendodo recordó que la Junta, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, la Junta de Andalucía da la misma consideración a las ganaderías de lidia que al resto de ganaderías extensivas (porcina ibérica, caprina, ovina o vacuna) para poder acceder a las ayudas previstas para el sector y que ascienden a 40 millones de euros. En ese sentido, se van a plantear incentivos económicos a través del sistema de pago único, la creación de un instrumento financiero que permita la refinanciación y a la obtención de liquidez a través de fondos de la Unión Europea, que ascienden a 800 millones de euros y estarán disponibles a partir de noviembre.

Por último, la Junta trasladó su respaldo al sector en las reivindicaciones de ayudas que son competencia del Estado, como la reducción del tipo impositivo del IVA, la armonización de la política sanitaria animal en la aplicación de la normativa europea, establecimiento de canales de comercialización alternativos o un sistema de intervención pública del precio de la carne o ayudas directas a la producción ganadera con destino a la cadena alimentaria y las destinadas a la conservación del valor genético, patrimonial y de conservación del medio ambiente.