Completan el 70 por ciento del embalaje de los fondos del Museo Arqueológico Sevilla

La labor de registro, etiquetado y embalaje está en la fase final al completarse un total de once mil contenedores

Thumbnail

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha anunciado, al cumplirse el primer año del cierre del Museo Arqueológico de Sevilla para la rehabilitación integral del edificio, que la labor de registro, etiquetado y embalaje de sus fondos está en la fase final al completarse 11.000 contenedores que dan cabida al 70 % de la colección expuesta en salas y conservada en los almacenes.

En su visita a este espacio, Patricia del Pozo ha destacado la reforma integral del Museo Arqueológico -diseñado por el arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana de 1929‒ que, pese a la pandemia, marcha según los plazos y se ajusta a los más rigurosos criterios de conservación y de almacenamiento.

Una técnico cubre el suelo de terracota del santuario de El Carambolo, piezas que nunca han sido expuestas y que se encuentran en el Museo Arqueológico de Sevilla. FOTO: Raul Caro EFE
Personal del Museo Arqueológico Provincial durante las tareas de traslado de las piezas para la posterior rehabilitación del edificio. FOTO: María José López Europa Press

Ha avanzado que a inicios de 2022 el “edificio quedará completamente vacío para que el Ministerio de Cultura y Deporte inicie la obra una vez que desde la Junta de Andalucía hemos hecho nuestro trabajo”, ha informado en un comunicado la Consejería.

Toda la operación de embalaje se desarrolla con “extremo cuidado y respeto hacia las piezas, utilizando tanto procedimientos como tecnologías y materiales que permiten su almacenamiento en las máximas condiciones de seguridad” y también todos los movimientos quedan registrados, los contenedores y piezas están siempre localizados, desde que se retira de su emplazamiento hasta que se ubican en su lugar de almacenamiento gracias a la aplicación informática ‘Clío’, diseñada expresamente para este fin, ha señalado.

En esta línea, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico el pasado diciembre comenzó el traslado de piezas al Centro Logístico del Patrimonio Cultural de Andalucía, ubicado en San José de la Rinconada (Sevilla), y ya se han transportado 269 contenedores, 17 palés y 35 grandes contenedores, apenas el 2 % de todo lo que ya hay embalado.

Del Pozo, que ha estado acompañada en su visita por la directora del Museo Arqueológico, Marisol Gil de los Reyes, ha visitado la sala de registro y catalogación, donde ha conocido los detalles de la aplicación informática ‘Clío’, donde se registra cada una de las piezas, su estado de conservación, su ubicación en un contenedor específico y el lugar donde se halla ese contenedor.

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo (i), junto a la directora del museo durante la visita el Museo Arqueológico Provincial para supervisar las tareas de traslado de las piezas para la posterior rehabilitación del edificio. FOTO: María José López Europa Press

A día de hoy, la aplicación ‘Clío’ cuenta con 16.692 registros de elementos, que pueden ser tanto piezas individuales como conjuntos de piezas que van unidas y forman un único registro; 11.195 registros de contenedores primarios, la mayoría cajas homologadas llamadas eurocontenedores, donde se conservan las piezas, y 352 registros de contenedores secundarios, de los cuales 229 son palés y otros 123 son grandes contenedores.

La consejera también ha visitado en el almacén del Arqueológico algunas piezas emblemáticas que no se mostraban al público, como el mosaico del rapto de Europa ‒hallado en 1886 y no expuesto desde los años cuarenta‒, el suelo de adobe del santuario de El Carambolo, con restos de la policromía original, y dos sarcófagos infantiles de plomo, con una hermosa decoración en el exterior.

Su departamento invertirá más de 3 millones de euros en la operación logística del traslado de piezas del Museo Arqueológico de Sevilla, como sede provisional, a lo que suma la partida destinada a la adecuación de las salas del convento de Santa Inés.