Las cofradías andaluzas preparan la Semana Santa a la espera de las medidas anticovid

Se muestran dispuestas a aceptar reducciones de aforo en las carreras oficiales y evitar calles estrechas en sus recorridos

Cortejo de nazarenos de la hermandad de la Hiniesta, en Sevilla, durante el Domingo de Ramos de 2018
Cortejo de nazarenos de la hermandad de la Hiniesta, en Sevilla, durante el Domingo de Ramos de 2018 FOTO: Kiko Hurtado La Razón

Las cofradías andaluzas se preparan para salir a la calle en la próxima Semana Santa, si bien la evolución de la pandemia determinará las medidas que deberán adoptarse porque el coronavirus seguirá activo de una u otra forma en abril. Es el escenario en el que trabajan las hermandades, los consejos locales y la propia Junta de Andalucía. De hecho, las propias cofradías estarían dispuestas a asumir recorridos por calles amplias y la reducción de localidades en las carreras oficiales para evitar aglomeraciones.

En Málaga, por ejemplo, ya se han puesto a la venta los abonos del recorrido oficial y se trabaja con los proveedores encargados de la instalación de sillas y tribunas. «Contemplamos ese horizonte, que haya Semana Santa si no con absoluta normalidad, con un panorama muy parecido a la normalidad anterior a la pandemia», asegura a LA RAZÓN Pablo Atencia, presidente de la Agrupación de Cofradías de Málaga, quien apunta como precedente el «éxito» de la reciente procesión Magna que congregó a cientos de personas en torno a una decena de tronos. Atencia, no obstante, apunta que los recorridos deberían modificarse «cuando se acerque la fecha de celebración de la Semana Santa», dados los cambios producidos por las nuevas variantes y las oleadas con más o menos contagios y hospitalizados. «Los espacios amplios tendríamos que verlos», apunta, además de subrayar que el actual recorrido oficial, estrenado en 2019, cuenta con más calles estrechas que el trazado que se siguió en la Magna. «Tendríamos que sentarnos con la Consejería de Salud y con el Ayuntamiento para adaptarnos a la situación que haya entonces», asegura, al igual que una posible reducción de localidades. Sin embargo, Atencia remarca que «tres meses son muchos y, en condiciones normales, en Semana Santa deberíamos estar en una buena posición».

Igualmente optimista se muestra el presidente de la Agrupación de Cofradías de Almería, Isaac Vilches, quien apunta que las hermandades están convocando los ensayos de costaleros y hoy se celebra la reunión plenaria de la institución para marcar los pasos a seguir. «Apostamos por que los pasos salgan a la calle, aunque la situación es muy volátil», sostiene. Este año confía en que se materialice la nueva carrera oficial, adaptada a las medidas que dicten las autoridades, con espacios más amplios en el entorno de la Catedral que permitirían el distanciamiento. El Ayuntamiento de Sevilla también trabaja en la organización de la Semana Santa, aunque el Consejo de Hermandades eludió pronunciarse.

Por su parte, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, aseguró que «podemos estar al final de la sexta ola, pero es imposible hacer una afirmación taxativa sobre la celebración de la Semana Santa». Moreno, tras la reunión del Consejo de Gobierno en Almería, se mostró prudente sobre el comportamiento de la pandemia y, si bien dejó claro su «deseo como cofrade» de que se pueda recuperar la salida de las procesiones a tenor de cierta «relajación en la incidencia», eludió una «afirmación taxativa» ante los «giros» que muestra la pandemia. Moreno recordó que en la actualidad «la enorme capacidad infecciosa del Covid no tiene correspondencia en la gravedad en el ámbito clínico», pero también señaló que «no sabemos si puede salir una nueva cepa» que altere de nuevo el plan inicial de celebrar la Semana Santa.