Alerta a la Policía diciendo que había apuñalado a su hermana para poder entrar en su casa

El hombre, de 61 años, ha sido detenido en Estepona tras autoinculparse de una agresión, que resultó ser mentira

Comisaría de Policía Nacional en Estepona (Málaga)
Comisaría de Policía Nacional en Estepona (Málaga) FOTO: POLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 9 de enero en Estepona (Málaga) a un hombre de 61 años como presunto responsable de un delito de desorden público. En reiteradas llamadas recibidas en el 091, el arrestado solicitó la presencia de los servicios de emergencia y policiales manifestando que había apuñalado a su hermana; algo que se comprobó que no era verdad.

Una vez personados en el lugar, el investigado confesó a los agentes que no podía acceder al domicilio que compartía con su hermana y que había mentido en su requerimiento. Entrevistados con la presunta víctima los actuantes comprobaron que no presentaba ninguna lesión. Supuestamente, problemas con el reparto de una herencia parecen ser el origen de los hechos, han indicado desde la Policía Nacional.

Los hechos tuvieron lugar poco antes de las 23.00 horas del pasado día 9 cuando varias llamadas al 091 alertaban de una agresión con arma blanca en un inmueble. Era el propio detenido el que aseguraba ser el autor de los hechos, manifestando haber asestado varias puñaladas a su hermana, con la que comparte vivienda.

La Policía acudió y el hombre confesó que se lo había inventado y que, realmente, demandaba su presencia al no poder acceder al domicilio que comparte con su hermana, reconociendo que había alertado a los servicios de emergencia -Policía Nacional y ambulancia-, manifestando haber agredido con un arma blanca a su hermana.

Las comprobaciones realizadas por los intervinientes denotaron que el origen aparente de los hechos radicaba en problemas de herencia, pudiendo además descartar que la presunta víctima presentase algún tipo de lesión. Finalmente, el varón fue detenido como presunto autor de un delito de desorden público, al simular una situación de peligro que provocó la movilización de los servicios de policía y asistencia. De los hechos entiende el Juzgado de Instrucción número 1 de Estepona.