Salud

El 25% de los niños en áreas urbanas padece dermatitis atópica

En DermoCOFM se instó a mantener un cuidado de la piel continuo y no sólo cuando ésta se encuentre afectada

En DermoCOFM se instó a mantener un cuidado de la piel continuo y no sólo cuando ésta se encuentre afectada

Publicidad

El Colegio Oficial de Farmaceúticos de Madrid (COFM) organizó DermoCOFM, un evento que, en su segunda edición, ha reunido a 24 laboratorios y 300 profesionales para conocer de primera mano los últimos tratamientos lanzados al mercado o las nuevas oportunidades de negocio abiertas en la dermocosmética. Y es que se realizan diez millones de consultas anuales sobre la salud de la piel en las farmacias y, además, el 53% de las compras se hacen en la botica porque se valora la figura del farmacéutico. El mejor servicio que le puede prestar a su cliente es darle el consejo que necesita escuchar y crear un vínculo cercano.

Entre las numerosas mesas que se celebraron, uno de los asuntos abordados fue la dermatitis atópica. Se trata de una patología que provoca que los anticuerpos «suban» como consecuencia de la alergia y para evitarlo se recomienda, de manera continua y no sólo con la afección, someter a la piel a un constante cuidado. De hecho, si no se previene se deja la puerta abierta a la entrada de alérgenos. Minia Campo, especialista en Dermatología y Venereología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, resaltó en su ponencia «La barrera cutánea, la gran desconocida», que «es tan importante el tratamiento del brote como del interbrote». La contaminación es un problema candente en la sociedad española y que inquieta a sus ciudadanos. No sólo afecta a las vías respiratorias sino que la piel también sufre por los devastadores efectos de la polución. Como consecuencia de la misma confirmó que «el 25% de los niños que reside en áreas urbanas padece dermatitis atópica».

La piel de un ser humano no se puede considerar formada hasta que alcanza la adolescencia. De hecho, la del menor es cinco veces inferior a la de un mayor de edad. Asimismo, los niños deben desarrollar un sistema inmunológico que les proteja de las infecciones. Lo ideal es alcanzar un pH neutro de 5.5, cifra que rondan los adultos. «Los niños poseen menos melanina. Por ello, hasta los 18 años la protección solar ha de ser de mayor factor. En el caso de los recién nacidos hasta que cumplan los seis meses,lo más conveniente es evitar cualquier exposición al sol», aseguró Patricia Castro, «Product Training Manager» en Laboratorios Babé. Del mismo modo, hizo hincapié en la «vernix caseosa», que consiste en una sustancia de color blanquecina que comienza a fabricar, en la semana 20 de gestación en el feto,. Al nacer recubre gran parte de su cuerpo pero desaparece con el paso de los días y la función principal consiste en aumentar la actividad sebácea.

Publicidad

Todos los detalles importan. Usar el jabón y champú adecuado e, incluso, a veces lavarlos nada más que con agua, entre 35-36ºC ésta, en un bañera en la que no se viertan más de diez centímetros de profundidad. Después, una vez esté seco, hidratarlo es la acción de mayor conveniencia junto a un cuidadoso corte de uñas que no sea excesivo. Asimismo, la experta aconsejó no usar detergente potente ni echarles perfumes debido a las reacciones adversas que les pueden causar.

Publicidad

Causas de la dermatitis

Castro destacó los tres motivos por los cuales sufren dermatitis: pañal, atópica y costra láctea. A propósito de la primera consiste en una afección en el culo que se subdivide en irritación, infección o alergias. Es una zona propicia por la cantidad de bacterias que se acumulan debido a los excrementos y la orina. A continuación, se halla el segundo caso que se suele dar en los pliegues, como codos o ingles, y una vez crece la persona se estabiliza. La razón es la alteración de la barrera cutánea. El 80% de los pacientes no hace caso a su farmacéutico. Por último, la tercera vertiente trata de un proceso seborreico del lactante que se da en el cuero cabelludo y se muestra en placas gruesas de color amarillo. Para tranquilidad del afectado es pasajero y termina por remitir.