Mojar la cama por la noche, un problema físiológico

En menos del 10% el origen es psicológico, mientras en más del 90% la causa de los escapes de orina nocturnos, enuresis, es médica

Los niños de más de 5 años que acuden al pediatra corrigen rápidamente este trastorno
Los niños de más de 5 años que acuden al pediatra corrigen rápidamente este trastorno

Una reciente encuesta destaca que existen conceptos falsos asociados a la enuresis, un trastorno poco reconocido y mal entendido por la sociedad y los profesionales de la salud. Un error frecuente, en relación a la enuresis, es considerar que tiene un origen psicológico, cuando en realidad tiene una base fisiopatológica multifactorial. Además, la encuesta reveló que no solo los padres, sino también algunos profesionales de la salud, comparten este concepto erróneo y el tratamiento, por lo tanto, no está optimizado.

Orinarse en la cama puede conllevar sentimiento de vergüenza y baja autoestima, lo que dificulta que muchos pacientes busquen tratamiento. Según la nueva encuesta, los pacientes y sus cuidadores asociaron la enuresis con algunos problemas de comportamiento, entre los que destacan, "déficit de atención"(28%), “bajo rendimiento escolar” (29%) y “dificultad para dormir” (21%), con repercusión en el rendimiento escolar. De hecho, muchos niños, de entre 5 y 14 años, susceptibles de acudir a campamentos de verano podrían ver sus deseos frustrados por sufrir este problema.

"Solo 2 de cada 10 niños o jóvenes son evaluados y tratados por un médico. No es lícito, conociendo las causas médicas, que un 60% de los niños siga utilizando pañal y el otro 40% aún moje la cama. Es inaceptable subestimar su sufrimiento y la repercusión en su día a día. Si conocemos el origen de la enuresis, tanto médicos como familias, debemos buscar una solución. La enuresis, pasados los 5 años, tiene una tasa de curación alta, pero los estudios nos indican que la temprana intervención permite que dejen de orinarse antes y que las complicaciones sean más leves y desaparezcan antes” aseguró Juan Carlos Ruiz de la Roja, jefe de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid y director del Instituto Urológico Madrileño.

En este sentido, cabe destacar que un 85% de los casos de enuresis son hereditarios y parte del problema se encuentra en un gen del cromosoma 13, donde va codificada la información que determinará que un niño sufra esa patología, aunque pueden estar involucrados otros genes y cromosomas.

Este es uno de los aspectos más desconocidos de la enuresis que se recoge en el libro "¿Por qué se orinan los niños en la cama?. Repuestas de un médico", firmado por Ruiz de la Roja y que trata el problema de más de un 5% de los pequeños de entre cinco y 14 años que mojan la cama por las noches.

Por ello, es muy importante reducir en estos niños el consumo de bebidas gaseosas y las que son ricas en cafeína, ya que si no las posibilidades de que se produzca el escape nocturno "se incrementa notablemente", apunta el doctor

Sobre la enuresis

Orinarse en la cama, también conocido como enuresis, es la pérdida incontrolada de orina durante el sueño en niños a partir de los 5 años de edad. En la mayoría de los casos, tiene su origen en la sobre-producción de orina nocturna o la capacidad reducida de la vejiga.

La incapacidad para despertarse puede ser otra de las causas. “En menos del 10% la causa es psicológica mientras en más del 90% la causa es puramente médica y además muy fácil de corregir, previa realización del estudio y tratamiento adecuado”, manifiesta Ruiz de la Roja.

La enuresis es un problema médico común en la niñez, con aproximadamente 5 a 10% de los niños de 7 años que mojan sus camas regularmente y el problema puede persistir en la adolescencia y la edad adulta.