Actualidad

Crema caliente de chirivías y manzana

Me fascina la sencillez de las cremas. De cualquiera de ellas, de la enorme multitud que se pueden elaborar. En épocas de frío, reconfortan el alma y el espíritu, a la vez que el estómago.

Publicidad

¿Quién se inventaría , en algún momento, esta maravillosa forma de preparar verduras, hortalizas, etc.?. Algún día investigaré sobre ello.

Hoy, como te comenté en la publicación de la receta de “Rape asado con puré de chirivías y tirabeques” (la encontrarás en esta misma sección) utilizo las chirivías en otra elaboración, cocinadas de otra manera.

Una elaboración tan sencilla que no puedes encontrar ninguna excusa para no ponerte a ello.

En este caso, no utilizo cebolla o puerros, que suele ser lo habitual cuando elaboramos cremas. Voy a piñón. Únicamente, las chirivías y una manzana.

Publicidad

No es que no me guste añadir cebollas o puerros, en este caso lo prefiero así. Juega y haz pruebas.

Los toppings que le añado le aportan textura y sabores nuevos que combinan muy bien. Le quitan el posible aburrimiento.

Publicidad

Hoy, acompaño esta receta de un vídeo para que lo puedas ver de forma gráfica.

Ingredientes (4 personas)

Crema

Publicidad

800 grs. de chirivías

1 ud. de manzana golden (+- 150 grs.)

Aceite de oliva

Agua mineral

Sal

Toppings

Un pellizco de sobrasada

Unos granos de granada fresca

Harina de garbanzos

Elaboración

Crema

Lavar bien las chirivías y la manzana.

Cortar las chirivías en trozos regulares.

Cortar la manzana en trozos regulares.

Saltear un poco la chirivía y la manzana en aceite de oliva caliente. Añadir agua mineral hasta que cubra los trozos.

Hervir durante 45 minutos.

Triturar muy bien con una túrmix. Hasta conseguir una textura fluida (que sea la que a ti te guste).

Sazonar.

Toppings

Desgranar la granada, separando bien los rojos granos del fruto.

Hacer pequeñas bolitas, 3 por persona, con la sobrasada. Pasar estas pequeñas bolitas por harina de garbanzos. Freírlas un minuto. Escurrir bien.

Servir la crema colocando los granos de granada y las bolitas de sobrasada en el fondo del plato.

Sirve la crema con cuidado.

Acaba el plato con unos brotes a tu gusto.

Mordisquitos

La sobrasada es un embutido de origen mediterráneo, con mucho arraigo en las Islas Baleares. Está elaborada con carne noble del cerdo, curada con pimentón rojo (picante o dulce), sal y pimienta. Embuchada en las mismas tripas (bien lavadas) del cerdo. Precisa una curación que dependerá del tamaño de la tripa.

Tanto las chirivías como la manzana las utilizo sin pelar. Aportan más sabor y nutrientes. Eso sí, acuérdate de lavarlas bien.

Saltear los trozos de chirivía y manzana antes de añadirles agua, haciéndolo así les potencia mucho el sabor.

Sobre la textura de la crema, solo puedo decirte que sea a tu gusto. A mí personalmente no me gusta muy espesa. Eso irá a gustos, no hay una regla establecida.

Como todas las cremas admite muchas variantes. En este caso, esta crema me gusta mucho con unas gotas de aceite de trufa o de aceite de sésamo. Aportan matices muy chulos.

Por supuesto puedes elaborar la crema con algún caldo suave de ave o de verduras. Sinceramente, creo que con agua mineral es suficiente.

Anímate a cocinar que, en este caso, es muy sencillo.

Y sobre todo, diviértete con ello.