Actualidad

Conservar y proteger el Arte es concederle la Inmortalidad, París.

París, cuando los sueños dejan de ser suficientes para soñar, recorrer sus calles es un perderse y no quererse encontrar. El río Sena recorre una ciudad fundada para amar, donde luz conquista oscuridad ofreciendo promesa de enseñar belleza y así los sueños vuelvan a bastar. París, muestra orgullosa a la derecha del Sena, el Arte de tiempo atrás conservado en edificio que fue castillo y palacio, hoy es mucho más; Museo del Louvre, el “Templo” de Arte más visitado del mundo.

Publicidad