La Fundación Villalar sobrevive y abre un periodo de reflexión sobre sus fines

Así lo asegura su presidente y el de las Cortes regionales, Luis Fuentes, tras la primera reunión del patronato en la que UPL, Por Ávila y Podemos, que no asistió al encuentro, han pedido su disolución

Luis Fuentes preside la primera reunión del Patronato de la Fundación Villalar de esta legislatura
Luis Fuentes preside la primera reunión del Patronato de la Fundación Villalar de esta legislaturaMiriam Chacón (nombre del dueño)Ical

La Fundación Villalar parece que finalmente no se va a disolver y que sobrevivirá al menos durante un mes más a esta crisis de objetivos y valores que padece. Se abre por tanto un tiempo de reflexión entre los patronos sobre el futuro de esta entidad, cuyos fines, como el de fomentar el sentimiento de pertenencia a Castilla y León se han puesto en entredicho en los últimos tiempos, empezando por el propio presidente de esta Fundación, Luis Fuentes. «Castilla y León es una comunidad inmensa y el sentimiento de pertenencia es inabordable», decía el también presidente de las Corte regionales, para quien no tiene sentido acrecentar un sentimiento "que se lleva dentro».

Fuentes, que insistía en que el presupuesto actual de esta Fundación, que se eleva a un millón de euros, es «inaceptable» para una ente «que no cumple con sus fines», desvelaba que dos de los patronos, Por Ávila y la Unión del Pueblo Leonés, le han transmitido en la reunión su voluntad de disolver directamente esta Fundación. Una propuesta, a la que se ha sumado después el partido Podemos, que no acudió al encuentro, «porque no sirve para absolutamente nada y constituye una administración ‘B’», según decía su líder, Pablo Fernández. «No se pueden imponer los sentimientos de Comunidad», apuntaba, por su parte, el representante leonesista en la reunión.

El resto de miembros, entre los que se encuentran los demás partidos con representación en las Cortes, las universidades, los sindicatos, la patronal o el Consejo Económico y Social, entre otros, se han decantado por darla una vuelta de tuerca y buscar fórmulas que la transformen en lugar de suprimirla.

«La Fundación está abierta a cualquier opción, ya sea para modificar la denominación, sus objetivos y fines, las actividades, la incorporación de nuevos miembros como las organizaciones agrarias, e incluso el cambio de nombre», apuntaba Fuentes.

Asimismo, aseguraba que ha puesto deberes a los 19 patronos de la Fundación, a quienes ha pedido que a lo largo de este mes de diciembre presenten sus propuestas para buscar alternativas, «porque hay unanimidad en que no podemos seguir igual que hasta ahora».

Una vez que la mayoría no quiere disolver la entidad, los patronos enviarán ahora sus propuestas al presidente de las Cortes que luego recogerá en un documento para adoptar la decisión final.

La Fiesta de Villalar, también en el aire

Preguntado sobre el futuro de la fiesta de la Comunidad, que se celebra cada 23 de abril en Villalar de los Comuneros, Luis Fuentes aseguraba que esta localidad vallisoletana «no puede ser la única depositaria de todo el bagaje cultural e histórico de Castilla y León» y recordaba que en los últimos años se han llevado a cabo actividades paralelas en otras provincias. Si bien, tras esta referencia, el presidente de las Cortes reculaba para no meterse en un jardín y afirmaba que la convocatoria Villalar «seguirá siendo la de mayor visualización».