Ofensiva socialista en los ayuntamientos frente al modelo sanitario rural de la Junta

Presentarán mociones para pedir al Gobierno autonómico que retire el proyecto actual y elabore un «verdadero» plan de mejora de la Atención Primaria en el medio rural, «dialogado con los vecinos y los profesionales».

Los socialistas Luis Tudanca y Esther Peña, durante la rueda de prensa en Burgos
Los socialistas Luis Tudanca y Esther Peña, durante la rueda de prensa en BurgosRicardo Ordoñez (nombre del dueño)Ical

Los socialistas de esta Comunidad siguen en guerra contra el Plan de Sanidad Rural que pretende llevar a cabo la Consejería de Sanidad, y van a presentar mociones en los los ayuntamientos para denunciar el «colapso» en el que se encuentra la asistencia sanitaria en los pueblos y pedir su retirada «porque es una amenaza y una ofensa para el medio rural».

Así lo anunciaban ayer en Burgos el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, y la diputada nacional y líder de los socialistas burgaleses, Esther Peña, durante una rueda de prensa en la que explicaban que la moción que van a presentar en los Consistorios exige a la Junta que asuma las «necesidades» del servicio de atención primaria de salud de las zonas rurales de la Comunidad.

Además, la iniciativa exige al Gobierno autonómico que elabore un «verdadero» plan de mejora de los servicios de atención primaria en el medio rural, «dialogado con los vecinos y los profesionales».

«El Plan de la consejera Verónica Casado es una puñalada para el medio rural», denunciaba Esther Peña, mientras ponía como ejemplo el caso de Burgos, donde la propuesta de reforma «anulará» 226 de los 606 consultorios que hay en la provincia, «porque si no hay personal sanitario para atender a los pacientes que lo requieran es como si esos centros estuvieran cerrados».

Política basura

Respecto a las declaraciones del popular Francisco Vázquez que ha acusado al PSOE de hacer «política basura» con la Sanidad, Tudanca denunciaba que la Junta «está poniendo los últimos clavos al ataúd de la asistencia sanitaria pública», y criticaba que el proyecto de reforma «va a reorganizar la miseria que ellos mismos han creado y va a generar aún más problemas de los que ya tiene en estos momentos».