Las migraciones: una oportunidad para repoblar el medio rural de Castilla y León

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, llama a trabajar desde las administraciones y la sociedad para que las personas que vengan tengan una Educación, aprendan nuestro idioma y se integren en la sociedad lo antes y mejor posible

Óscar Puente interviene en la jornada en presencia de Antonio Largo y Luis Javier Miguel
Óscar Puente interviene en la jornada en presencia de Antonio Largo y Luis Javier MiguelLa Razón

Bajo el título «Refugio y migraciones humanas. ¿Tragedia u oportunidad?», la Universidad de Valladolid (UVa) acogía este jueves una interesante jornada para analizar y debatir sobre la triste realidad de las migraciones que afectan a millones de personas en todo el mundo por la pobreza y falta de recursos, las catástrofes naturales o las guerras.

La jornada contaba con la presencia del rector de la UVa, Antonio Largo; del director de área de Cooperación Internacional y Desarrollo de la institución universitaria, Luis Javier Miguel; y del alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Todos ellos coincidían en ver más lo positivo que lo negativo de esta migraciones, ya que aseguraban que pueden ser una gran oportunidad en territorios como el de Castilla y León para que su pueblos puedan repoblarse.

El rector aseguraba que la sociedad ha de ser consciente del “enorme problema” que supone para millones de personas el desplazamiento, “la perdida de sus raíces y tener que acoplarse en un entorno nuevo”, mientras que Luis Javier Miguel culpaba a Occidente de estos movimientos migratorios globales “por mirar para otro lado", y urgía a aportar una respuesta.”Hemos sido capaces de vivir gracias a los recursos de otras naciones y continentes y ahora tenemos que dar respuesta a las personas que necesitan venir a nuestros países y están huyendo de situaciones alarmantes", advertía, en declaraciones recogidas por Efe.

Óscar Puente, por su parte, iba más allá al recordar que no se trata de que vengan aquí y ya está sino que una vez que vienen hay que trabajar desde las administraciones y la sociedad para que estas personas tengan una Educación, aprendan nuestro idioma y se integren en la sociedad lo antes y mejor posible. «Eso es lo que podrá garantizar el futuro», decía.

Pajarillos como modelo de integración

Por otro lado, el primer edil de Valladolid ponía en su intervención como ejemplo y modelo de integración al barrio vallisoletano de Pajarillos, con 44 nacionalidades existentes en él, del que destacaba su “convivencia armónica entre todos" y que no tenga problemas derivados de la procedencia de las personas, aunque “sí los hay por la desigualdad, por la pobreza, el riesgo de exclusión y la marginalidad”.