Prácticas laborales para los alumnos de la UBU

Acuerdo entre la Junta y la Universidad de Burgos para que se lleven a cabo en las delegaciones territoriales

El consejero Ángel Ibáñez y el rector Manuel Pérez Mateos durante la firma del convenio
El consejero Ángel Ibáñez y el rector Manuel Pérez Mateos durante la firma del convenioRicardo Ordóñez/Ical (nombre del dueño)

Los estudiantes de la Universidad de Burgos (UBU) podrán realizar prácticas en las delegaciones territoriales que tiene la Junta a partir del próximo curso. Y se hará después del convenio firmado entre la Junta y la institución académica, con la presencia del consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y el rector, Manuel Pérez Mateos.

De esta manera, la UBU se convierte en la primera Universidad castellano y leonesa en firmar este tipo de acuerdo con la Administración autonómica, y que como ha señalado el consejero se irá extendiendo «al resto» durante las próximas semanas. «Ello permitirá a los estudiantes aplicar y complementar los conocimientos adquiridos en su formación académica, favoreciendo la adquisición de competencias que les preparen para el ejercicio de actividades profesionales que faciliten su empleabilidad», indicó Ibáñez.

El consejero manifestó también que se trata de «una gran oportunidad para que los estudiantes puedan contrastar las enseñanzas teóricas con la aplicación práctica de las mismas, en este caso, en el ámbito del sector público de la Comunidad, una perspectiva que acerca y abre la Administración a lo mejor que tenemos, nuestros jóvenes».

Un acuerdo que contribuye también a la captación fijación de talento de la Comunidad en el propio territorio, ya que el protocolo es «una alternativa válida y muy efectiva». Por ello, recordó que «el futuro profesional de muchos de nuestros estudiantes puede pasar también por integrar una Administración que requiere profesionales cualificados en múltiples áreas».

En estos momentos existen en la Administración general más de 11.000 empleados públicos con edades comprendidas entre los 55 y 65 años, y muchos de ellos se jubilarán en los próximos años, por lo que se abre una ventana de oportunidad para los jóvenes castellanos y leoneses.

Mientras, el rector de la UBU, Manuel Pérez Mateos valoró que los estudiantes puedan llevar sus conocimientos teóricos a las distintas administraciones. «Se trata de un complemento a su formación imprescindible». En la actualidad, la universidad burgalesa tiene formados convenios con más de 350 empresas para la realización de prácticas de sus estudiantes.