Familia pide que el Ingreso Mínimo Vital sea gestionado y financiado por el Ministerio

La consejera Isabel Blanco solicita concreción para saber si esta ayuda será subsidiaria de la Renta Garantizada de Ciudadanía de la Comunidad

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel BlancoJCyLLa Razón

Los anuncios del Gobierno de España siguen creando dudas no solo entre los ciudadanos, sino también entre las administraciones. Por ello, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Isabel Blanco, pidió, de nuevo, más concreción al Ejecutivo central sobre el nuevo Ingreso Mínimo Vital que prevé aprobar en las próximas semanas así como que sea gestionado, tramitado y financiado por el Estado.

En este sentido, aseguró que se necesitan más datos para saber, por ejemplo, si esta prestación será subsidiaria a la Renta Garantizada de Ciudadanía que existe en la Comunidad. “Tenemos que saber cómo se engarzan ambos modelos”, expuso.

Esta nueva ayuda, según los cálculos de Blanco, beneficiaría a unas 50.000 familias en Castilla y León, del total de un millón en todo el país.

“Dije al ministro que esta nueva renta podía entrar en colisión con la autonómica que, por ley, debe ser subsidiaria del ingreso vital del Estado, por tanto la última, e indefinida”, manifestó y así se lo hizo saber a los sindicatos UGT y Comisiones Obreras en una reciente reunión enmarcada en las negociaciones del Diálogo Social.

Recordó, además, que la cantidad mínima de la Renta Garantizada en la región es del 430,27 euros, aunque varía en función de la situación de cada familia. También precisó que este ingreso mínimo siempre está vinculado a la búsqueda activa de empleo, la prestación está garantizada por ley desde el año 2010, es compatible con otras prestaciones y no tiene límites temporales.

Asimismo, anunció que la Junta ha registrado a lo largo del mes de abril, con motivo del estado de alarma, un total de 85 nuevas altas, 55 reanudaciones y 77 cambios de cuantía de Renta Garantizada de Ciudadanía. De esta manera, 9.300 personas de Castilla y León cobraron el mes pasado esta subvención, lo que supone llegar a 22.000 beneficiarios, después de los 623 más que se ha incorporado al sistema con respecto a febrero, que recibirán en su conjunto 4,8 millones de euros en concepto de nómina mensual.

Por provincias, la que suma más beneficiarios es León (2.963), seguida de Valladolid (2.234), Salamanca (1.328), Palencia (711), Ávila (607), Zamora (589), Burgos (440), Segovia (271) y Soria (150).

Finalmente, Isabel Blanco reconoció que ese número se incrementará, una vez finalice el confinamiento y el periodo de desescalada motivado por el aumento del paro y la bajada de ingresos de muchas familias.