La Junta contará con un plan postalarma a partir del día 21

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, reclama al Gobierno que se dupliquen los fondos de Educación para afrontar la vuelta a los colegios con seguridad

Castilla y León tendrá un plan postalarma a partir del 21 de junio. Así lo ha anunciado el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, tras participar en la decimocuarta reunión por videoconferencia la Conferencia de Presidentes.

En este sentido, ha asegurado que el objetivo es garantizar la seguridad sanitaria a partir del próximo 21 de junio, cuando está previsto que finalice el estado de alarma. «La Comunidad estará preparada para continuar la desescalada después de esa fecha con un plan para proteger a las personas, para combatir la pandemia y para responder ante cualquier situación, con protocolos ante posibles rebrotes», ha destacado el presidente.

Según ha explicado, un comité de expertos jurídico y sanitario está trabajando ya para preparar las resoluciones que permitan actuar a partir de la normativa sanitaria y de protección civil, puesto que «será esencial mantener el control, la vigilancia y el sistema de rastreo para actuar con rapidez».

Por otro lado, ha reclamado a Pedro Sánchez que duplique los fondos de Educación para afrontar los gastos de seguridad que generará la pandemia durante todo el curso 2020-21. «Con el planteamiento actual, estos fondos solo afectan a esta anualidad presupuestaria, hasta el mes de diciembre, con lo que no estaría cubierto el incremento de costes por las medidas de seguridad en el curso completo», ha dicho.

De igual modo, Fernández Mañueco ha vuelto a reivindicar la necesidad de que el Gobierno de España recalcule el fondo extraordinario para que llegue «a las comunidades que más han sufrido la pandemia, como Castilla y León». Así, ha insistido en que lo justo es que atienda los costes reales en sanidad y servicios sociales.

En este sentido, ha recordado que el cambio de criterio impuesto por el Ejecutivo central perjudica especialmente a la Comunidad y ha explicado que estos nuevos criterios benefician a las regiones con población más joven; con metro y cercanías; con más PIB y capacidad fiscal, mientras que perjudica a las comunidades con alta dispersión, con gran superficie y con población de más de 65 años. «Los territorios con menos población requieren apoyo y fondos, no necesitan recortes y que les den la espalda», ha afirmado.

Por ello, ha pedido una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera para discutir estos puntos. En concreto, la Junta reclama que en el fondo extraordinario se repongan los 2.000 recortados a Sanidad y Servicios Sociales, y que para el reparto se utilice el modelo de financiación autonómica ordinario, con cuyos criterios Castilla y León recibiría más de 110 millones de euros a mayores.

Reparto equitativo

Además, el presidente ha vuelto a recordar la conveniencia de recurrir al Mecanismo Europeo de Estabilidad para financiar el gasto sanitario y garantizar el funcionamiento del sistema, así como que se aclare el reparto de los fondos europeos y el escenario de déficit y deuda.

«Una vez que la UE ha flexibilizado este escenario, el Gobierno debería hacer un reparto equitativo entre todas las administraciones públicas, puesto que las comunidades autónomas necesitan más margen para gestionar mejor las que son sus competencias básicas», ha remarcado.

Sobre las entidades locales, ha subrayado que también falta concreción en la flexibilización de la regla de gasto y la utilización del superávit, que necesitan para poner en marcha medidas y ayudas «muy importantes» para avanzar en la recuperación económica en el conjunto de Castilla y León y también de España.