Máximas de 31 grados e intensas tormentas con granizo en el noroeste de la Comunidad

Las temperaturas mínimas en Castilla y León, en ligero descenso

Este jueves, cuarto día de periodo estival, amanece en Castilla y León con un cielos nubosos tendiendo a cubiertos y unas temperaturas agradables, que según avance el día irán aumentando hasta los 31 grados de máxima que se van a alcanzar en algunas provincias, no en todas, como Zamora, Soria, o los 30 de Valladolid, Burgos, Salamanca y Segovia, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En el resto de territorios, no se superarán los treinta y oscilarán entre los 28 de León o los 29 de Ávila.

Lo que se sí se esperan son intensas tormentas en la mitad norte de Castilla y León, donde se esperan que sean localmente fuertes en la provincia de León y que incluso vayan acompañadas de granizo, lo que mantiene en alerta a los agricultores ante el daño que estos pedriscos de temporada puedan hacer a sus cosechas, viñedos principalmente.

El riesgo de tormentas en la meseta y zona cantábrica de León es naranja, que indica que existe un riesgo meteorológico importante, de que se registren fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales. En el resto de provincias la alerta es amarilla por lluvia, con hasta quince litros por metro cuadrado en una hora y tormentas que pueden ir acompañadas de granizo.

Las temperaturas mínimas en ligero descenso o sin cambios, y máximas igualmente en descenso, que puede ser notable y que oscilarán entre los 16 grados de Soria y León y los 19 de Salamanca,. Los vientos serán variables y soplarán con rachas fuertes en zonas de tormenta.