Coronavirus

Paso adelante en la reactivación industrial de Benavente

El Gobierno autonómico reafirma su compromiso con la reindustrialización de esta zona movilizando más de trece millones de euros para incentivar la actividad

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández CarriedoIcal

“La reindustrialización es un objetivo irrenunciable porque se trata de un sector que da estabilidad, que tiene resiliencia, que se adapta a las circunstancias y que, sobre todo, aporta empleo de calidad”.

Son palabras del presidente de Castilla y León, el popular Alfonso Fernández Mañueco, el pasado martes en las Cortes durante una de sus intervenciones en el debate sobre el estado de la Comunidad, donde volvía a reafirmar su apuesta por reindustrializar esta tierra, y especialmente en muchas zonas del medio rural, como Miranda de Ebro, los municipios mineros de León y Palencia, para promover la actividad económica, generar empleo y riqueza y, por ende, ayudar a fijar población, el principal desafío al que se enfrenta esta Comunidad en los próximos años. Y sobre todo en estos momentos de incertidumbre y zozobra por una pandemia del coronavirus que se ha llevado casi cuatro mil vidas en esta Comunidad, cuyas consecuencias económicas y sociales están todavía por determinar.

Durante el debate, Fernández Mañueco avanzaba un fondo de recuperación de empresas y el diseño de un nuevo Plan de Promoción Industrial, en el marco del Diálogo Social, que llegará a aquellas zonas que requieren de un mayor impulso para reducir los desequilibrios territoriales, por lo que se mantendrán los programas territoriales iniciados y se completarán los nuevos previstos.

Este es el caso también de la localidad zamorana de Benavente, en donde están ya en marcha un Plan Territorial de Fomento 2019-2021 en el que el Gobierno autonómico movilizará 13,1 millones de euros para incentivar la actividad económica y crear puestos de trabajo en la zona, además de establecer un entorno atractivo que facilite el desarrollo sostenible y equilibrado de este territorio zamorano.

Este compromiso se reforzaba también durante la reciente reunión de la comisión de seguimiento del Programa Territorial de la zona, la primera tras la actual situación provocada por la crisis de la Covid-19, presidida por la Consejería de Economía y Hacienda.

Un encuentro en el que se confirmaba que el departamento que dirige Carlos Fernández Carriedo aportará tres millones de euros al Centro de Transportes y Logística de Benavente, una vez aprobados los documentos técnicos de ordenación y urbanización, y una actuación para la que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha concedido ya una subvención de 300.000 euros.

A esta inversión, además, se sumarán otros millones más que destinará el Ayuntamiento benaventano y otro millón más que dedicará la Diputación de Zamora, que preside Francisco José Requejo, lo que supondrá una inversión pública total que ascenderá a 7.3 millones de euros durante los próximos tres años, que se destinarán para financiar parcialmente las inversiones que se realicen en la ampliación y mejora de esta plataforma logística.

Por otra parte, según informa la Junta en un comunicado, el Instituto Financiero de Castilla y León (Sodical) se ha puesto a disposición de todos aquellos proyectos viables que se pongan en marcha en la zona de Benavente, con un fondo de capital riesgo dotado con tres millones de euros destinado a la reindustrialización del territorio. De esta manera,el Gobierno que preside Fernández Mañueco ayuda en la financiación de iniciativas empresariales, tanto para la creación de nuevas empresas, como para el crecimiento de las existentes.

Además, se han destinado otros 6,8 millones de euros de fondos de reindustrialización para financiar proyectos en la zona.

Bonificación del suelo industrial

Durante la celebración de la comisión de seguimiento del Plan Territorial de Fomento de Benavente, también se ha valorado la importancia de contar con suelo más competitivo. Para ello, la Junta, a través del Instituto de Competitividad Empresarial (ICE) y como propietaria del Polígono Industrial La Marina -en la localidad de Villabrázaro-, pone a disposición de emprendedores y empresas suelo industrial y empresarial dotado con las infraestructuras e instalaciones necesarias para su implantación y crecimiento.

Por ello, entre las condiciones de comercialización favorables para la adquisición del suelo industrial se encuentra la bonificación de un 50 por ciento en el precio de venta del suelo en este polígono.

Este polígono promovido por el ICE cuenta con una superficie total neta de 483.257 m2, repartida en 117 parcelas dotadas de los principales servicios, como suministro de agua potable, energía eléctrica en baja y media tensión, depuración, canalizaciones de telefonía, gas natural suministrado a alta presión y canalización de telecomunicaciones. En este momento, el polígono tiene 171.375 m2 disponibles, lo que supone el 35,5 % de su superficie. En la actualidad, hay numerosas empresas interesadas en adquirir más de 82.700 m2 de este suelo industrial.

El Plan Territorial de Fomento de Benavente 2019-2021 contempla otras medidas relacionadas con el suelo industrial, como dar prioridad a los proyectos de empresas y emprendedores que se desarrollen en la zona, dentro de los criterios de selección de los instrumentos de la Lanzadera Financiera. Además, desde la Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo en Castilla y León se prestan servicios relacionados con la formación y el asesoramiento técnico de proyectos empresariales de Benavente.

Finalmente, cabe señalar que desde la puesta en marcha en enero de 2016 de la Lanzadera Financiera que gestiona el ICE, se han impulsado en Benavente 82 proyectos por importe de 36.708.257 euros. Esta financiación ha contribuido a mantener o crear 969 puestos de trabajo y a generar una inversión inducida de 137 millones de euros.