Junta y Diputación de Salamanca contratan a 42 trabajadores para prevención de incendios forestales

Ambas administraciones asumirán el gasto de 130 municipios

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier IglesiasDavid Arranz

La Diputación de Salamanca procedió a la contratación de 42 personas para desarrollar trabajos de prevención de incendios forestales en municipios de la provincia, al ser beneficiaria del programa ELMET 2020 de Prevención de Incendios Forestales, financiado por el Servicio de Empleo de la Junta de Castilla y León. Los 42 empleados firmaron esta sus contratos con el área de Organización y Recursos Humanos de la Diputación por un periodo de seis meses, y comenzarán su actividad la próxima semana en aquellos municipios que solicitaron actuar en sus términos geográficos, como informaron desde La Salina.

Un año más, la institución provincial salmantina participa a través de sus delegaciones de Medio Ambiente y Recursos Humanos en este programa de la Junta. Por su parte, el presidente, Javier Iglesias, junto con los diputados de Recursos Humanos, José María Sánchez y Medio Ambiente, Román Hernández, además del jefe del servicio de Medio Ambiente de la Junta en Salamanca, Juan Carlos Martín, estuvieron presentes en la  firma de algunas de las brigadas de trabajadores forestales, a quienes agradecieron el trabajo a desempeñar “en un año complicado por la situación, pero cuya labor también es necesaria especialmente en esta época en los municipios”.

En esta edición se ha contratado al mismo número de trabajadores que el pasado año, de los que 33 son peones y nueve capataces, y cuyos costes salariales durante los seis meses de contrato, que ascenderán a 420.000 euros, financiado por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León. 

Por su parte, la Diputación aportará 270.000 euros para asumir los gastos de maquinaria, materiales, asistencia técnica y otras necesidades para la prestación del servicio.

El objetivo es actuar en cerca de 130 municipios, la  misma cifra que el pasado año, entre los que se encuentran los que quedaron pendientes y las nuevas solicitudes. Los trabajos consistirán en la eliminación de matorrales, poda de arbolado y trituración y extracción de restos vegetales en las zonas urbanas, así como labores de mejora medioambiental en los entornos de los núcleos rurales, arreglo de sendas, mejora de accesibilidad de zonas fluviales y otras actuaciones en montes públicos. 

Para el desarrollo de los trabajos, los 42 trabajadores estarán distribuidos a través de cuadrillas. De este modo, en Salamanca actuará una cuadrilla de siete personas; en Béjar dos cuadrillas de cinco personas cada una; Ciudad Rodrigo  contará con tres cuadrillas de cinco personas cada una, y en Vitigudino formarán el operativo dos cuadrillas de cinco personas cada una.