Carnero pide al ministro Planas que se compense el recorte de fondos para la PAC

El consejero señala que las altas exigencias al sector primario chocan con la menor ayuda económica

El consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, participa en la Conferencia Sectorial sobre la PAC
El consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, participa en la Conferencia Sectorial sobre la PACJUAN LAZAROIcal

Que el Gobierno consiga en Europa una financiación adicional para la Política Agraria Común (PAC) que compense el recorte de fondos. Esa fue a principal exigencia del consejero de Agricultura, Ganadería y Desarollo Rural de la Junta, Jesús Julio Carnero, durante la Conferencia Sectorial, donde señaló que las mayores exigencias ambientales y de sostenibilidad para la PAC respecto a otros sectores y la demostración del campo como esencial durante la crisis del Covid-19 chocan con la menor ambición presupuestaria para estas ayudas.

«Hay tiempo», recordó, para lograr esa financiación adicional para una PAC que «tiene que ser una política de rentas». «Nadie se opone a cumplir las medidas medioambientales» aclaró, «pero nuestros agricultores tienen que tener la correspondiente compensación», señaló, apostando por una ayuda directa de en torno al 70 por ciento, y no del 56 como es actualmente, aunque el Ministerio propone que se eleve hasta el 60 por ciento.

Para el consejero, la principal amenaza que tiene el sector agrario son los precios de mercado. «Los agricultores y ganaderos están dando la cara para abastecer de alimentos, más aún cuando se les ha necesitado en los momentos más duros, y sin embargo el mercado no les compensa con precios justos», señaló.

La nueva PAC empezará a aplicarse a partir del 1 de enero de 2023. Para ello Jesús Julio Carnero apoyó a la figura del agricultor genuino, que se va a definir a nivel nacional y que estará relacionada con los ingresos agrarios y totales de los solicitantes.

El consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, participa en la Conferencia Sectorial sobre la PAC junto al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas y el secretario general de Agricultura, Fernando Miranda FOTO: JUAN LAZARO Ical

Para Castilla y León esta definición es especialmente importante ya que va a defender que si el beneficiario vive, de forma mayoritaria, de la actividad agrícola continúe con las ayudas de la PAC actuales y no vea mermados sus ingresos.

Carnero incidió también en que el presupuesto acordado del fondo re recuperación denominado “Next Generation” “incide de manera insuficiente en la agricultura” lo que a su juicio pone de manifiesto la “poca ambición” de la Cumbre en la agricultura.

El consejero incidió especialmente en la “ostensible preocupación” que dijo le genera la aportación del Feader para los proyectos de desarrollo rural que en el caso de Castilla y León se ha visto reducida en diez puntos porcentuales, del 53 al 43 por ciento. Es por eso que solicitó del Ejecutivo de Pedro Sánchez “que intente rectificar” una decisión que consideró “injusta” porque ya antes de conocer las cifras consideraba que el Feader “tenía que crecer” como apuesta para el desarrollo rural, pero además que tuviera en cuenta la particularidad de las zonas especialmente despobladas como las de Castilla y León.

“Y no solo nos encontramos con que no habrá más desarrollo rural, sino que tampoco se va a tener en cuenta el fenómeno de la despoblación”, resumió, por lo que tachó el acuerdo de “injusto”.

En este sentido, ya avanzó que desde la Junta se va a pedir al Parlamento Europeo que enmiende el acuerdo de la cumbre y corrija esa reducción. Si eso no ocurre, Carnero apuntó a que tendría que ser España quien tuviera que tener esa sensibilidad para compensar la reducción, pero no quiso avanzar al considerar que es tarea de Europa en este momento porque “este es un país eminentemente rural”.