La Diputación de Segovia posibilita que el garbanzo de Valseca revalide su certificación de Marca de Garantía

La calidad del producto final ha sido calificada de “excelente”

El garbanzo de Valseca ha cumplido las especificaciones requeridas por las auditorías y acaba de revalidar por segundo año la certificación de Marca de Garantía. En este proceso ha vuelto a jugar un papel determinante el Laboratorio de la Diputación de Segovia, al realizar las tareas de autocontrol de la marca, gestión de la documentación y asistencia durante los procesos de Certificación. Las tareas de autocontrol han conllevado un seguimiento exhaustivo de las parcelas de cultivo, de productores y envasadores por parte de los técnicos de Prodestur.

En cuanto al cultivo, éste se realizó desde finales de marzo a primeros de abril. En total se han sembrado 62 hectáreas de Garbanzo de Valseca, cultivadas por 10 productores. Climatológicamente el año vino acompañando hasta casi el final del ciclo, por lo que durante los meses de mayo y junio pudieron verse en el campo unas bonitas parcelas de Garbanzo de Valseca, que hacían prever una abundante y excelente cosecha. Pero una importante tormenta pasado el día de San Juan, acabó con la segunda floración del garbanzo, mermando los rendimientos por hectárea y adelantando la fecha de cosecha prevista a últimos de agosto.

La calidad del producto final ha sido calificada de “excelente”, como acreditan los análisis organolépticos realizados por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL).

Respecto al envasado y la comercialización del producto, este año, hasta la fecha, ha sido muy complicada debido a la situación sanitaria, ya que una parte importante se comercializa en hostelería y tiendas tipo gourmet, sectores muy afectados por las medidas de control de la Covid-19. No obstante en ningún momento se ha dejado de atender la demanda, y por tanto las labores de autocontrol de la marca a cargo de Prodestur tampoco han cesado, visitando parcelas, revisando cuadernos de campo, realizando toma de muestras de suelo, semilla y producto final o visitando almacenes con el fin de garantizar la Calidad final del Garbanzo de Valseca.

El laboratorio de Prodestur elaboró y presentó al ITACYL en marzo de 2018 todos los informes y argumentaciones con las que se justificaba que la legumbre reunía los requisitos para obtener la Certificación, que se obtuvo oficialmente a primeros de 2019, tras darse el visto bueno al Reglamento de Uso de la Marca de Garantía “Garbanzo de Valseca”.

Esta legumbre destaca por su tamaño y suavidad, y esto se debe, según los técnicos, a la variedad local, la cual se ha ido adaptando a las condiciones agroecológicas propias de la zona. También a los terrenos donde se cultivan, calificados de “extraordinarios” para el óptimo desarrollo del cultivo: textura de media a pesada, con un contenido en arcilla de 10% a 40%; bajo contenido en carbonatos (menor al 10%), no más de 1,5% en materia orgánica y pH medianamente básico (entre 7,4 y 7,8).

Valseca y las localidades limítrofes de Bernuy de Porreros, Zamarramala, Hontanares de Eresma, Los Huertos, Carbonero de Ahusín, Roda de Eresma, Cabañas de Polendos, Valverde del Majano y Encinillas forman el ámbito de producción de la marca.

Obtener figuras de protección como las Marcas de Garantía para los alimentos es para la Diputación algo que repercute positivamente en el desarrollo del sector agropecuario de la provincia y en la promoción y dinamismo del territorio a través de sus productos alimentarios