Fernández Mañueco echa en cara al PSOE que use la Sanidad como arma arrojadiza

El presidente de la Junta niega recortes sanitarios e invita al líder socialista, Luis Tudanca, a recuperar los encuentros entre ambos de forma periódica

En una sesión plenaria de control al Gobierno en las Cortes con menos procuradores sentados en sus escaños como medida de prevención frente a la pandemia, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, reprochaba en una de sus intervenciones a los socialistas que estén usando la Sanidad como «arma arrojadiza» contra su Gobierno.

Durante su cara a cara en las Cortes con el líder del PSOE, Luis Tudanca, el presidente se mostraba «sorprendido» por los ataques a los profesionales de la Atención Primaria cuando han tenido que tomar medidas y pedía al portavoz del partido del puño y la rosa que «reflexione». «La gente está pidiendo unidad, lealtad, diálogo y consenso», decía Fernández Mañueco, que volvía a tender la mano a Tudanca para recuperar las conversaciones periódicas entre ambas para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social. El jefe del Ejecutivo regional, además, aseguraba en este sentido que la voluntad de su Gobierno es retomar el diálogo con la oposición y avanzaba que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, se reunirá también de forma periódica con los portavoces de los grupos parlamentarios para informarles de la situación epidemiológica de la Comunidad.

Antes, Tudanca había acusado al presidente de la Junta de «esconderse» detrás de los profesionales sanitarios, cuando Castilla y León es la tercera región de España con más ingresos hospitalarios y la quinta en UCIs, además de reprocharle su rechazo a todas las propuestas del PSOE para mejorar la sanidad, como un fondo para consultorios.

Asimismo, denunciaba los «fallos y retrasos» en las PCR y en los rastreos, recordaba que los sanitarios «no son telefonistas» y que esta atención no presencial «no está sirviendo para contener al virus», y acusaba al presidente de apostar por la Sanidad privada en detrimento de la pública, con el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) como punta de lanza. Fernández Mañueco recordaba que las denuncias sobre el HUBU están archivadas, que en el informe que hicieron público el lunes no cuentan que su autor reconoce que el objetivo no es analizar la legalidad de la adjudicación y que tiene un alcance limitado, y que la propia Intervención General del Estado ha dicho que se siguió el procedimiento y se cumplió la Ley.

También negaba que haya habido recortes sanitarios, destacaba que Castilla y León ha aumentado el gasto en la última década, que es la segunda Región que más porcentaje presupuestario dedica a la Sanidad y avanzaba más inversión en las próximas Cuentas de la Comunidad.

La bronca inútil no lleva a ningún lado

Un pleno en el que también el vicepresidente Francisco Igea se refería al clima de crispación existente en torno a la pandemia, cuando aseguraba respecto a las críticas socialistas a la gestión de la Covid que “la bronca inútil no nos lleva a ninguna parte”. “Lo único que hace-continuaba- es desgastar a quienes la generan”, que en su opinión es el PSOE castellano y leonés.

Igea admtía que Castilla y León tiene “un problema” con la incidencia de la pandemia, pero que también lo tienne otras comunidades del PSOE como Aragón o La Rioja e también lo han tenido otras autonomías gobernadas por el PSOE, entre las que ha citado a Aragón y La Rioja, y defendía una vez más la gestión de la Junta durante estos meses. que desde que comenzó la pandemia la Junta ha tratado de cumplir su responsabilidad de “gestionar” y “tomar decisiones”, y hacerlo siendo “solidarios” con el Gobierno de la nación y con los ayuntamientos, en lugar de “montar bronca y generar peleas inútiles”.

Extraescolares en los colegios

Por otro lado, el pleno dejaba también la puerta abierta a que las clases extraescolares puedan recuperarse antes de tiempo. A una pregunta del procurador de Vox. Jesús García Conde, a este respecto, la consejera de Educación, Rocío Lucas, avanzaba que “en breve” se reunirá con los responsables de la Asociación de empresas de servicios y actividades extraescolares para estudiar la posibilidad de recuperar la actividad más ptono que tarde, pero siempre que se garantice la seguridad y la trazabilidad.

La consejera, que defendía la apertura “ordenada” y “segura” del curso escolar, recordaba que con la celebración de actividades extraescolares, los grupos estables “dejan de serlo” lo que incide en la dificultad para establecer la trazabilidad de la pandemia, los contagios y los contactos.

Finalmente, cabe señalar que durante las preguntas de control a la Junta, la consejera de Familia e Igualdad, Isabel Blanco, aseguraba que este mes de septiembre estará terminado el informe sobre la situación y gestión de las residencias de personas mayores durante la pandemia, como está comprometido en el Pacto por la Recuperación de Castilla y León.