Igea defiende el Pacto por la Recuperación: “Avanza a buen ritmo”

El vicepresidente de la Junta da cuenta en las Cortes de la evolución de este acuerdo de 86 puntos, de los que 72 están en marcha y nueve terminados

El Pacto para la Recuperación económica, el empleo y la cohesión social de Castilla y León, que todos los grupos parlamentarios, salvo los leonesistas de la UPL y Vox, firmaban antes de verano para hacer frente a las consecuencias de la crisis sanitaria de la Covid avanza a «muy buen ritmo».

Así lo aseguraba ayer viernes el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, durante su intervención en la Comisión de Transparencia de las Cortes para dar cuenta de la evolución de esta gran acuerdo de Comunidad, del que ya están en marcha o terminadas 81 de sus 86 medidas.

Igea explicaba que sólo cinco puntos no han comenzado, entre los que citaba la creación de un grupo de expertos de la sociedad castellano y leonesa que se encargará de elaborar propuestas o el establecimiento de una convocatoria de becas extraordinaria para estudiantes de Bachillerato, Formación profesional y la Universidad durante el curso académico ya comenzado por un importe de 8 millones de euros. Esta última, la medida número 66 del pacto, es una de las demandas que lleva reclamando con insistencia la oposición a la Junta en los últimos días y que según explicaba el también portavoz de la Junta podría publicarse en el Bocyl durante el último trimestre de este año, pero solo para los estudiantes de Universidad, ya que para el resto se sigue trabajando en ella.

Y entre las medidas ya iniciadas, Igea ponía en valor otras de las reclamaciones insistentes de la oposición, el deseado informe sobre u nuevo modelo de residencias que, según avanzaba, tendrá doscientas páginas y se presentará este mes como se prometió. También que hay un aumento de camas para críticos, más rastreadores o equipos de seguridad y un aumento de pruebas PCR, en referencia al punto de un fondo de 250 millones para reforzar la sanidad.

Asimismo, el vicepresidente anunciaba que se han puesto en contacto con la prestigiosa revista médica «The Lancet» para pedir que lleven a cabo una auditoría externa en Castilla y León sobre su gestión de la pandemia. En materia educativa destacaba que hasta el momento tan solo 148 aulas se han tenido que cerrar en la Comunidad de entre las más de 14.000 existentes, lo que supone tan solo un uno por ciento del total. Y, finalmente, en el ámbito económico, Igea destacaba la puesta de una oficina para recoger proyectos a los nuevos fondos europeos y un nuevo plan estratégico para el comercio.

Y entre los diez puntos que el también consejero de Transparencia da por cumplidos, se encuentran solicitar al Consejo de Cuentas la incorporación en el Plan Anual de Fiscalizaciones para 2021, de la fiscalización de la contratación realizada y de las actuaciones de gestión llevadas a cabo por parte de la Junta y sus organismos autónomos y entes dependientes durante la crisis sanitaria; aplazar el pago de tributos autonómicos para ciudadanos, autónomos y pymes, durante el periodo de vigencia del estado de alarma; la mpliación de la Red de Distribución de Alimentos y las Ayudas de Emergencia Social a aquellos sectores de la sociedad empobrecidos durante este período de crisis.

También Igea asegura que se ha cumplido con la suspensión del trámite parlamentario por el que se debate el Proyecto de Ley para la práctica eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre familiares directos y en la puesta en marcha de líneas de ayuda dirigidas al tercer sector que presta servicios en el ámbito de los servicios sociales para que se doten adecuadamente de equipos de protección individual (EPIs) para evitar riesgos de contagio de la COVID-19 en las actividades que desarrollan en contacto con usuarios de los servicios sociales.

El repaso realizado por el vicepresidente no contentaba a la oposición, especialmente a PSOE y Podemos. Los primeros, en boca de Tudanca, aseguran que no se ha cumplido ni una cuarta parte de lo firmado y se muestran «preocupados» por el grado de «incumplimientos» que hay en el acuerdo. Mientras que los segundos, en palabras de Pablo Fernández, cargaban contra la Junta «por sonarse los mocos con este Pacto».

Los socialistas, unos “machistas de campeonato”

Tras la intervención inicial de Igea se producía el debate parlamentario con las preguntas de los partidos de la oposición, y en el que se producían varios momentos de tensión y desencuentros especialmente entre el vicepresidente y los procuradores socialistas presentes, especialmente con Pedro González Reglero, con quien el portavoz de la Junta tuvo un fuerte encontronazo llegándole incluso a llamar “machista de campeonato” por por sus comentarios en una reciente comparecencia de la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo.

Y es que tras las críticas del PSOE por una fotografía de la consejera, que se felicitó en redes sociales por haber recibido unas orquídeas cuando en la imagen se veía al fondo a un grupo de trabajadores de Aciturri durante una protesta, Reglero llamaba al vicepresidente “mentiroso e impresentable” por decir que eso era una “chorrada”, y el vicepresidente le replicaba ofreciéndole un “libro de buenas maneras” e insistiendo en que los socialistas son “unos machistas de campeonato”. Ante lo cual, Barcones pedía a Igea "que deje de insultar” y que no convierta la política en un “lodazal”.