Dimite la portavoz de Sanidad del PSOE tras dar positivo en un control de alcoholemia

La socialista Inmaculada García renuncia a su escaño y a los cargos orgánicos del partido que dirige Luis Tudanca, quien tras lamentar lo ocurrido valora su honradez, generosidad y capacidad de trabajo

Inmaculada García, médico de familia y ex procuradora del PSOE, que ha dimitido de su escaño en las Cortes tras dar positivo en un control de alcoholemiaIcalIcal

La procuradora socialista por Zamora, Inmaculada García, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista ha dejado su escaño en el Parlamento autonómico así como sus cargos orgánicos en el partido del puño y la rosa. en la Ejecutiva de Luis Tudanca, donde es secretaria de Acción Electoral, después de haber dado positivo en un control de alcoholemia. La parlamentaria ya renunció ayer a su asiento en el hemiciclo momentos antes de que comenzara la sesión de control a la Junta de Castilla y León, alegando que lo hacía por motivos personales. Si bien, el motivo ha sido que la también médico de familia en la localidad zamorana de Puebla de Sanabria fue cazada al volante el pasado lunes cuando triplicaba la tasa permitida de 0,25 miligramos de alcohol por litro de sangre.

Inmaculada García, en un gesto que le honra, y que no suele darse mucho en política ponía inmediatamente su renuncia como procuradora y miembro de la Ejecutiva socialista encima de la mesa.

Firme defensora de la Sanidad público ha sido un constante azote para la Junta y el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos en su intención de cambiar el modelo de asistencia sanitaria que se está experimentando en la localidad zamorana de Aliste. También estaba siendo muy combativa contra la atención telefónica y no presencial que se presta en los centros de salud y consultorios desde que el coroavirus irrumpiera en nuestras vidas. De hecho, en su última aparición pública, este lunes, antes de su renuncia y el mismo día en el que dio positivo en el control, Inmaculada García, como portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Inmaculada García, exigía una vez más a la Junta que abriera los consultorios locales y cuestionaba el tipo de atención que están recibiendo los pacientes covid. “Hace siete meses que no vemos a esos pacientes. Ahora, han surgido los casos de Burgos y León que han llamado la atención. Si la Atención Primaria funciona, no se sobrecargan las Urgencias”, decía en su comparecencia ante la prensa junto a Diego Moreno, donde denunciaba que en el Hospital Virgen de la Concha han aumentado los ingresos por enfermedades no COVID porque estaban desatendidas desde hace siete meses.

Carlos Fernández, el siguiente en la lista que presentó el PSOE en las pasadas elecciones autonómicas por la circunscripción de Zamora, sustituirá a García en el Parlamento autonómico y se convertirá así en el primer procurador de etnia gitana que entra en las Cortes de Castilla y León, algo que empieza a ser habitual en ayuntamientos.

Desde el PSOE de Castilla y León lamentan lo sucedido y su líder, Luis Tudanca, ha apoyado la decisión de la ya ex procuradora, de quien valora su honradez y generosidad y agradece el “enorme" trabajo que ha hecho para defender a los más humildes” y en especial en el ámbito de la sanidad.

Otros casos

No es el único caso de este tipo que se ha producido en Castilla y León ni en Zamora que afecte a un procurador de las Cortes. Cabe recordar que en el PP, la que fuera vicepresidenta de la Junta, consejera de Empleo y parlamentaria por Zamora Rosa María Valdeón, tuvo que renunciar en 2016, primero a su cargo como número dos del entonces presidente Juan Vicente Herrera, tras un incidente de tráfico sufrido en Zamora cuando conducía con una tasa de alcoholemia que también triplicaba la permitida, y apenas un año después, en noviembre de 2017, tuvo que renunciar a su escaño tras volver a dar positivo en otro control de alcoholemia al que fue sometida tras sufrir un accidente y colisionar con la señala de la rotonda de Ciudad Jardín de Salamanca.

a.