Petardos, adoquines y quema de contenedores en el barrio burgalés de Gamonal por el toque de queda

Una concentración “ilegal” en contra de las medidas de restricción acaba en fuertes enfrentamientos entre los manifestantes, en su mayoría menores, y agentes de la Policía Nacional

Thumbnail

Lo que en un principio estaba siendo una jornada normal, con el inicio del confinamiento perimetral de Castilla y León, sin apenas incidentes durante el día en toda la Comunidad, se ha complicado esta noche, ya con el toque de queda en Burgos, y más en concreto en el popular barrio de Gamonal, “viejo” conocido por las duras manifestaciones e incidentes que se produjeron hace unos años, a cuenta del Boulevard con aparcamiento subterráneo que había proyectado el anterior alcalde de la ciudad, el popular Javier Lacalle, y que finalmente no se llevó a cabo debido a la presión popular.

Pero esta noche, el motivo de los incidentes que se están produciendo es el rechazo al toque de queda por parte de numerosas personas -se habla incluso de un millar según la subdelegación del Gobierno-, que se han concentrado sin haber pedido el permiso pertinente para protestar contra las medidas adoptadas por las autoridades para frenar el avance de la covid .

Una protesta que ha terminado con duros enfrentamientos entre los manifestantes, en su mayoría menores, y agentes de la Policía Nacional, que incluso ha habido un momento en el que han tenido que retrasar sus posiciones debido a la virulencia de los ataques.

Los disturbios han comenzado sobre las 22 horas de la noche, justo cuando comienza el toque de queda decretado en Castilla y León.

Disturbios en el barrio burgalés de Gamonal
Disturbios en el barrio burgalés de GamonalRicardo OrdoñezIcal
Disturbios en el barrio burgalés de Gamonal
Disturbios en el barrio burgalés de GamonalRicardo OrdoñezIcal

“Esto no es Gamonal”

Los agentes de la Unidad de Intervención (UIP) de la Policía Nacional poco a poco fueron ganando terreno y consiguieron que los manifestantes se fueran disolviendo, a excepción de varias decenas de personas, que comenzaron a increpar a los policías lanzando sobre ellos adoquines y petardos.

La Policía ha tenido que realizar varias cargas contras los manifestantes, que además de lanzar petardos y piedras contra los agentes, han quemado varios contenedores en la calle Vitoria y han destrozado mobiliario urbano.

Ante estos altercados, numerosos vecinos han salido a las ventanas de sus domicilios para quejarse ante lo que estaba sucediendo. Es más, a medida que los agentes avanzan por el Barrio, los vecinos ha aplaudido su presencia y se han escuchado gritos de "Esto no es Gamonal'.

Al parecer, los disturbios en Gamonal se han extendido a otras partes de la ciudad y también se ha quemado algún contenedor en los barrios de San Pedro y San Felices y San Pedro de la Fuente.

De momento, se desconoce si hay detenidos.

Indignación en las redes sociales también

En las redes sociales crece la indignación contra los manifestantes y se pueden leer comentarios como este: “Sí te representan los burgaleses desde las ventanas llamándoles de todo (lo que son, ni más ni menos) a estos inconscientes. Porque ni son jóvenes, ni son burgaleses, ni son nada. Sois la vergüenza de una gran ciudad que no merecéis”, decía un usuario cabreado, mientras que otro apuntaba que “a todos esos niñatos de Gamonal les metía yo en la UCI para que vieran la verdadera situación que vivimos día a día, por si no se han enterado. Menuda panda de imbéciles y unineuronales”.

Otros tuitero molesto escribía que “los payasos que van a liarla a Gamonal, que sepáis que ni representáis a los que somos de ese barrio ni sois dignos de nada”.

La Junta sale en tromba a pedir serenidad

Nada más producirse los disturbios, desde el Gobierno autonómico han salido en tromba para condenar los altercados y hacer un llamamiento a la serenidad y la unidad para hacer frente a la pandemia.

“Hago un llamamiento a la serenidad y a la responsabilidad. Los episodios violentos que se están produciendo en Burgos, además de reprobables, no ayudan a luchar contra el enemigo común que es el virus", escribe en su perfil personal de la redo social Twitter el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, mientras trasladaba su apoyo a las fuerzas de seguridad.

De la misma forma, su número dos en el Ejecutivo, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, también se ha referido a estos altercados en su cuenta tuitera, donde ha señalado que “lo que está ocurriendo esta noche en Burgos no aporta nada más que dolor y destrucción".

" La ira -continua- no nos sacará de aquí. Todo nuestro apoyo y respaldo a las fuerzas de seguridad”.

Finalmente, el consejero de la Presidencia, el burgalés Ángel Ibáñez, también hacía uso de su perfil en Twitter para apelar a la unidad de todos, la coherencia y el compromiso individual y colectivo para derrotar al coronavirus.

"No se puede tolerar; es imperdonable

El alcalde de Burgos, el socialista Daniel de la Rosa, se ha mostrado indignado por lo sucedido, y tras acercarse al lugar en donde se han desarrollado los acontecimientos en el barrio de Gamonal, así como en otros puntos de la ciudad, aseguraba que lo ocurrido esta noche es "imperdonable”. “Es algo que no se puede tolerar en ningún caso y menos en estas actuales circunstancias”, lamentaba, mientras excusaba la escasa presencia policial al inicio de los altercados porque los agentes estaban desplegados en diferentes puntos de la capital burgalesa y provincia, como Aranda de Duero y Miranda de Ebro, donde también se habían convocado concentraciones en contra de las nuevas medidas restrictivas.

El primer edil burgalés confía en que esta situación no se vuelva a repetir, condena los hechos y afirma que los vecinos de Burgos y de Gamonal “no se merecen esto”, y espera que no haya que reforzar la seguridad con más efectivos aunque

También se ha referido a estos incidentes el secretario regional del PSOE, el también burgalés Luis Tudanca, quien también ha aprovechado su perfil de la red social Twitter para lamentar lo sucedido, trasladar su ánimo al alcalde, asegurar que los que han provocado los disturbios no representan a la mayoría de los burgaleses y advertir a la sociedad de que “este no es el camino para derrotar al virus”.