El Ayuntamiento lanza la web “Salamanca para llevar” para que la población pida su comida a los establecimientos de hostelería

Un total de 30 restaurantes se han adscrito ya a la iniciativa

El concejal Fernando Castaño presenta la iniciativaAyuntamiento de Salamanca

El Ayuntamiento de la capital del Tormes, a través de la Sociedad de Turismo, lanzó la campaña “Salamanca para llevar”, consistente en una web en la que todos los establecimientos de hostelería de la ciudad pueden inscribirse para ofrecer un servicio de comida a domicilio sin gasto para el bar o restaurante, “a diferencia de otras plataformas que pueden cobrar hasta el 35 por ciento a los establecimientos”.

Así lo anunció el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Castaño, quien enmarcó la campaña en una estrategia para “mantener viva la esperanza y la actividad” de los establecimientos hosteleros de la ciudad tras el cierre de la hostelería decretado por la Junta de Castilla y León que comenzó en la noche de ayer jueves.

Los establecimientos salmantinos, de los que 30 ya están inscritos, podrán así inscribirse en la página web www.salamancaparallevar.com, que incluye una imagen personalizada para cada establecimiento y un sistema que redirige tanto a los menús de cada restaurante como a sus canales de pedido de comida para llevar.

Del mismo modo, se hará especial hincapié en el ámbito de las redes sociales, a través de una potente campaña publicitaria, optimizada y segmentada, que será lanzada en los perfiles de Turismo de Salamanca. Todo con el objetivo de “subir el ánimo de la hostelería y sus clientes, que está ya agotado”, informa Ical.

Es por ello que Fernando Castaño pidió a la ciudadanía salmantina “que se apunten y hagan gasto en el comercio y la hostelería de Salamanca, no por solidaridad sino por responsabilidad”, porque en su opinión “igual que nos ponemos mascarillas y guardamos la distancia social para mantener esta sociedad a salvo del virus, también podemos contribuir a paliar, aunque sea modestamente, los efectos económicos del virus”.