Hostelería y sector del ocio avivan sus protestas en defensa de su futuro

Empresarios y trabajadores se concentran mañana en Valladolid para reclamar el pago y la extensión de los ERTE hasta el 9 de mayo y el jueves cortarán el tráfico en Salamanca y León para pedir un rescate

GRAF9303. SALAMANCA, 28/10/2020.- Los hosteleros de Salamanca cierran sus negocios contra las medidas adoptadas en el toque de queda y han convocado una protesta en coche por las calles de la capital salmantina. EFE/ JmgarciaJMGARCIAEFE

La hostelería y los sectores del ocio y la cultura no pueden más. El cierre actual de bares y restaurantes o el perjuicio que esta pandemia está haciendo a los locales nocturnos, pubs y discotecas, agravado con el toque de queda, tiene en jaque en miles de familias en esta Comunidad, que solo ven negros nubarrones en el horizonte y desconfían de que el “confinamiento encubierto” del sector se vaya a terminar en las dos semanas establecidas ya que creen que se prolongará hasta el “Puente” de diciembre.

Por ello, no se van a quedar de brazos cruzados en casa y tienen pensado avivar en las calles sus protestas en defensa de su futuro y contra una serie de medidas de restricción que califican injustas, y para exigir también ayudas que puedan aliviar su situación y les permitan coger aire y sobrevivir.

Así, en Valladolid, por ejemplo, y coincidiendo con la firma del Plan de Choque por el Empleo que rubricarán la Junta, los empresarios y los sindicatos enmarcado dentro del Diálogo Social, que incluye 73,5 millones de euros en ayudas que tendrán a la hostelería como principal beneficiaria de ellas, los hosteleros del sector del ocio nocturno y la cultura y espectáculos, también afectada al no poderse celebrar conciertos en locales, tiene previsto concentrarse a las diez de la mañana frente a las puertas de la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), ubicada en la céntrica Plaza de Poniente vallisoletana, para reclamar al Gobierno de España el pago de los expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) así como su extensión, al menos hasta el próximo 9 de mayo. O lo que es lo mismo: durante todo el estado de alarma aprobado por el Congreso de los Diputados hace quince días.

De la misma forma, según informan desde la Asociación de Hostelería, convocante de esta protesta, pedirán recuperar las exenciones al cien por cien de las cotizaciones sociales de los trabajadores afectados por el cierre de las empresas del sector del ocio nocturno y la cultura y que les paguen “todos los errores cometidos por el SEPE durante la pandemia” y que se liquiden todas las cantidades pendientes a los trabajadores.

Por otro lado, el jueves los hosteleros de León se concentrarán a las once de la mañana frente a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en la capital leonesa para denunciar su situación y pedir un rescate al sector. La protesta comenzará 45 minutos antes con un marcha que arrancará en la Plaza de la Regla junto a la Catedral y continuará por la calle Ancha hasta llegar ala Plaza de Santo Domingo, donde cortarán el tráfico hasta llegar a la Plaza de la Inmaculada donde terminará la caminata y se leerá un manifiesto en el que harán hincapié en lo “injustificado” de la decisión de cerrar la hostelería y reclamar no solo ayudas sino un plan que “salve” al sector de la ruina.

También la hostelería y los empresarios salmantinos han convocado una protesta este jueves bajo el lema ‘Sin ayudas, ¡nos arruinan!’, para pedir a las administraciones públicas ayudas directas. La manifestación partirá a las 10.00 horas del arroyo de Santo Domingo, en la zona sur de la Gran Vía, para recorrer el centro de la capital charra y finalizar a las 11.00 frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, en la plaza de la Constitución, donde se leerá un manifiesto y se entregará al subdelegado las peticiones del sector.

Y en Ponferrada, donde el pasado domingo se concentraron los hosteleros para denunciar también la situación en la que se encuentran, tienen previsto volver a manifestarse de nuevo en jornada dominical para seguir metiendo presión, poner de manifiesto su descontento con las medidas y advertir de que la quiebra es lo único que les espera en el futuro si no se da marcha atrás a la situación actual.