Los brotes se disparan por encima de los ochocientos

Castilla y León suma 1.656 nuevos contagios y 38 fallecidos, mientras Fernández Mañueco asegura que la curva se está ralentizando aunque no descarta el aumento de casos en los próximos días

La Gerencia de Atención Primaria de León realiza test masivos de antígenos de segunda generación a la población de San Andrés del RabanedoCAMPILLOIcal

La situación epidemiológica de Castilla y León se mantiene en máximo riesgo y alerta máxima ante el número de contagios y fallecimientos que se siguen registrando cada día, así como por la presión hospitalaria que prosigue en aumento, con cada vez más ingresos y menos altas y carencia de profesionales para atender a tanto enfermo que llega y la fatiga existente entre los profesionales sanitarios que están nuevamente mirando al virus a los ojos como en marzo.

Los datos de este miércoles no son tampoco nada halagüeños, ya que Castilla y León suma 1.656 nuevos contagios, once menos que hace un día, además de otros 38 fallecidos por covid, 31 en hospitales (ocho en Valladolid, siete en León, seis en Salamanca, cinco en Burgos, dos en Ávila y Zamora, y uno en Palencia), y siete en las residencias.

En estos meses son 3.178 las personas que han perdido la vida en hospitales y 858 en residencias, a los que hay que sumar 1.105 que murieron con síntomas compatibles con la enfermedad pero sin la PCR que lo confirmara.

Otro dato preocupante de esta jornada es el número de brotes activos a lo largo y ancho de la Comunidad que se han disparado hasta los 803, lo que suponen 29 más que el martes, con 6.879 personas vinculados a alguno de ellos que, sin embargo, son 62 personas menos en cuarentena que hace 24 horas.

Destaca especialmente el incremento experimentado en la provincia de Valladolid, que acumula 211 focos abiertos con 1.742 implicados, o Ávila, que supera los cien brotes (102) con 656 personas en cuarentena.

Con los 1.656 nuevos infectados detectados, la mayoría (569) en Valladolid y sus pueblos, aunque destacan también los 470 de León, el número de contagiados en esta pandemia asciende a 107.045, de los que 100.382 cuentan con la confirmación de una prueba de diagnóstico de infección activa (PDIA) que incluye PCR y test de antígenos.

Tampoco es buena noticia que la tasa de incidencia acumulada de la covid haya vuelto a subir tres puntos en las últimas 24 horas y se haya situado en los 913 casos por cada cien mil habitantes en los últimos catorce días, con Burgos a la cabeza con 1.212, al igual que a siete días, cuya tasa también se incrementa hasta los 439 positivos.

Siguen llegando ingresos a las UCI

La presión hospitalaria, una jornada más, sigue aumentando y ya son 1.817 los pacientes ingresados en un hospital, de los 1.598 se encuentran en planta y, el resto, 219, en las unidades de críticos que incluye a los pacientes hospitalizados en UCI (unidades de cuidados intensivos), REA (unidades de reanimación), URPA (unidades de reanimación postanetésica), y otras unidades con adecuada dotación para la atención de pacientes críticos. La ocupación media en toda la Comunidad de pacientes covid en estas unidades para los enfermos más graves es del 68 por ciento, aunque con serios problemas en el Hospital Universitario de Burgos, que está al 105 por ciento, con 295 pacientes covid en planta y 44 en las UCI; así como en Palencia, en la misma situación que la ciudad burgalesa, pero con 88 enfermos en planta y 21 en las UCI.

En Valladolid, la situación es delicada en el Río Hortega, que alberga 30 pacientes covid en las unidades de crítico y 216 en planta y se encuentra al 91 por ciento de ocupación.

Las buenas noticias llegan una vez más de las 191 nuevas altas hospitalarias registradas en las últimas 24 horas, que dejan en 14.721 la cifra total de personas que han superado la enfermedad en estos ocho meses de crisis sanitaria en Castilla y León.

Ante estos datos, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, insiste en la idea que está trasladando en los últimos días de que la curva de contagios "se está ralentizando y estabilizando”, aunque reconoce que la situación es grave y que los expertos no descartan que los positivos pueden seguir aumentando en los próximos días así como los ingresos hospitalarios, por lo que apela a la prudencia y al cumplimiento de las medidas preventivas para intentar frenar al virus.

Las residencias siguen en el punto de mira

En esta segunda ola de la covid, que empieza a parecerse cada vez más a la primera en las residencias de mayores, por el número de contagios y de fallecidos, los datos en los 1.214 centros de personas mayores, con discapacidad o viviendas tuteladas no son tampoco nada buenos este miércoles, ya que son veinte los residentes fallecidos por coronavirus, trece en hospitales y siete en la cama de la habitación de la residencia, además de que se han detectado 138 nuevos contagios.

Igualmente, 64 usuarios con síntomas compatibles se encuentran aislados, once más que un día, mientras que el número de residentes en aislamiento preventivo pero sin sintomatología se dispara por encima de los dos mil, concretamente 2.030, lo que suponen 360 más que hace 24 horas, cuando ayer habían subido también en más de doscientos respecto al lunes.

Entre las noticias positivas destacan los cien residentes que han recibido el alta hospitalaria, y que dejan en 8.967 el número de usuarios que han superado la enfermedad dese marzo.

En cuanto a la situación en los 25 centros de mayores o con discapacidad propios de la Junta, en estos momentos hay 33 residentes hospitalizados, seis menos que hace un día, mientras que se mantienen aislados con síntomas los mismos tres usuarios que había ayer (dos de ellos en la Residencia de Minusválidos Psíquicos de Pajarillos, en Valladolid, y en la residencia de personas mayores Fuentes Blancas de Burgos. Asimismo, otros 233 residentes sin sintomatología -59 más que hace un día. se encuentran en aislamiento preventivo en sus habitaciones sin salir (80 en la residencia de Pajarillos y 69 en la Residencia Asistida de la Rubia, también en Valladolid; y 65 en la Residencia de Mayores Burgos I).