Fernández Mañueco implica al CES para que Castilla y León avance

El presidente de la Junta mantiene un encuentro con Enrique Cabero con el que coincide en impulsar la Agenda 2030 y en hacer más partícipe a la sociedad civil

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con el presidente del Consejo Económico y Social, Enrique Cabero
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con el presidente del Consejo Económico y Social, Enrique CaberoJcyl

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha implicado al Consejo Económico y Social (CES) para el impulso de sus tres grandes ejes de Gobierno. Es decir, proteger a las personas, modernizar la Comunidad y avanzar decididamente hacia el futuro de la esta tierra.

Así lo ha señalado Fernández Mañueco al mantener un encuentro con el presidente de este órgano consultivo y asesor, Enrique Cabero, quien le ha presentado los trabajos que vienen desarrollando además de entregarle la Memoria de actividades correspondiente al pasado año 2020.

Durante esta reunión, el presidente castellano y leonés le ha agradecido la «leal colaboración» de este organismo a través de su actividad consultiva y asesora, que lleva desarrollando durante ya casi tres décadas.

A pesar de la pandemia, la colaboración entre la Junta y el CES ha sido fluida, algo que ha supuesto un importante esfuerzo por parte de todas las organizaciones y expertos que lo integran, trabajo que Fernández Mañueco ha aplaudido.

El máximo mandatario del Gobierno regional ha querido implicar al Consejo Económico y Social en las acciones que está llevando a cabo su Ejecutivo y ha subrayado que ambas instituciones coinciden en la importancia para Castilla y León en determinados aspectos para el futuro de la Comunidad. En primer lugar, la Sanidad, que Fernández Mañueco ha destacado como una prioridad absoluta en la actual situación de pandemia y que debe continuar mejorándose en todos sus aspectos.

Sector agrario

Por otro lado, ha incidido en la relevancia del sector agrario y agroalimentario por su carácter estratégico para el medio rural de la Comunidad y con el fin de seguir afrontando los retos demográficos. Y un tercer punto basado en la convivencia entre la Renta Garantizada de Ciudadanía con el Ingreso Mínimo Vital, para lo que la Junta ha impulsado una ley con el objetivo de garantizar la protección social.

Además, Fernández Mañueco ha recalcado que tanto la Junta y el CES coinciden también en el trabajo a favor de los objetivos de la Agenda 2030 y en la importancia de dar participación a la sociedad civil a través de un diálogo leal y abierto.

A pesar de la pandemia, el CES ha elaborado más de un millar de trabajos técnicos que han derivado en la aprobación de once informes del Consejo relativos a la situación de los mayores de 55 años en el mercado de trabajo, las políticas públicas para combatir la pobreza o el impacto del sector forestal en la economía castellano y leonesa.

En la actualidad se encuentra elaborando el Informe anual del 2020 dedicado al estudio de la situación de la Comunidad y a la formulación de recomendaciones para contribuir a su mejora efectiva. Una tarea que se va a ver complementada este año con otros dos informes a iniciativa propia, sobre el sector agrario y agroalimentario, en el marco de las nuevas políticas y el sector de la Sanidad en Castilla y León y las oportunidades que presenta desde la perspectiva empresarial, laboral, y de investigación.