Cinco fallecidos más por el virus con los contagios y los brotes a la baja en Castilla y León

Burgos es un día más la provincia más castigada por los nuevos casos al alcanzar los 220

Castilla y León suma 392 casos nuevos de covid-19 y dos fallecimientos
Varias personas caminan con mascarillas por el centro de Valladolid este jueves.NACHO GALLEGOEFE

Sin tregua. La virulencia de la quinta ola, que parecía que no estaba afectando a la mortalidad, ya lo está haciendo de manera “peligrosa”. Si la pasada semana en una jornada hubo que lamentar ocho fallecidos en un sólo día, para arrancar la semana han sido cinco, de los que dos han sido en la provincia de Burgos y uno en León, Palencia y Valladolid.

La alta presión hospitalaria, aunque no tanto como en anteriores oleadas, está haciendo que más personas ingresen en las UCIs, y sobre todo de corta edad. Lo cierto es que desde que diera inicio la pandemia son ya 5.829 las personas que han perdido la vida por el virus.

Y todo en un lunes donde tanto los casos como los brotes tienden a la baja, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad. De esta manera, hoy se han notificado otros 666 casos, de los que 221 han sido en Burgos, siendo ésta la provincia más castigada en esta quinta ola, seguida por Valladolid con 118. Ya a más distancia se sitúan Palencia con 59, Soria con 38, Ávila y Segovia con 37 ambas, 25 en Salamanca y en Zamora 17. Con estos nuevos casos se alcanza ya los 275.242 contagios desde que diera inicio la pandemia el pasado año.

En cuanto a los brotes activos se produce un descenso importante en relación al pasado viernes, aunque sigue por encima del medio centenar, hasta llegar a los 509. El número de casos vinculados a los brotes activos llega a 2.804, mientras que las altas hospitalarias en esta última jornada alcanza los 21.