Recuperan la iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba, en Burgos

Ha supuesto una inversión de 400.000 euros entre colaboración público y privada

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauración de la Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba (Burgos)
El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauración de la Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba (Burgos) FOTO: Ricardo Ordóñez/Ical Agencia ICAL

La colaboración público y privada ha hecho posible la recuperación de la iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba, en la provincia de Burgos, tras una inversión de 400.000 euros. Unas actuaciones fruto de la colaboración entre la Junta, el Arzobispado burgalés y a Fundación Gutiérrez Manrique, han conseguido frenar el proceso de deterioro del edificio, interviniendo en las cubiertas, en la torre y el hastial del crucero y prestando especial atención a los paramentos y al rosetón.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauración de la Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba (Burgos).
El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauración de la Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba (Burgos). FOTO: Ricardo Ordóñez/Ical

Hasta la localidad se desplazaba el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, que ha estado acompañado por el director general de Fundación Caja de Burgos y patrono de la Fundación Gutiérrez Manrique, Rafael Barbero, el delegado diocesano de Patrimonio Cultural, Juan Álvarez y el alcalde de Grijalba, Enrique Ruiz.

Desde 1986 la Junta de Castilla y León viene actuando en este relevante edificio gótico, promoviendo importantes obras de consolidación estructural. Se restauró la totalidad de la cubierta manteniendo una parte importante de los elementos estructurales. En 2019 la Consejería realizó estudios previos consistentes en análisis arqueológicos de la arquitectura de la iglesia, un estudio histórico documental y un levantamiento planimétrico. Sobre esta base se redactó el proyecto que ha aportado la Diócesis de Burgos.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauracion de la Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba (Burgos)
El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauracion de la Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes de Grijalba (Burgos) FOTO: Ricardo Ordóñez/Ical Agencia ICAL

En el marco del convenio de colaboración suscrito, la Fundación Gutiérrez Manrique y la Consejería de Cultura y Turismo han asumido la financiación de la obra al 50 por ciento. El coste de la misma ha ascendido a 400.000 euros. La Consejería, además, se ha hecho cargo de la dirección de la obra y la Fundación de la consolidación exhaustiva de los elementos pétreos del rosetón y tratamiento de los morteros de sujeción y los vidrios. Por su parte, el Arzobispado asume también el compromiso de conservar y mantener los elementos restaurados y deberá facilitar el acceso de visitantes, tal como establece la normativa al tratarse de un Bien de Interés Cultural.

El consejero ha manifestado su deseo de que esta intervención promueva un nuevo impulso para continuar conservando y promocionando el legado patrimonial de Grijalba y aumente aún más, el atractivo turístico y de desarrollo económico de esta zona del oeste burgalés.

Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes

Construida en la segunda mitad del siglo XIII, la iglesia de Santa María de los Reyes es un templo de tres naves con cuatro tramos cada una, amplio transepto y tres ábsides poligonales. Remata en los pies con una estrecha torre almenada. Se le añadió una sacristía adosada al ábside del evangelio. Al exterior su volumetría es clara, con cubiertas a la misma altura en el crucero, la cabecera y las naves, más bajas y a distinta altura las de las capillas absidales y sacristía, resaltando la torre con cubierta a cuatro aguas. Muestra claras influencias de los talleres que trabajan en la Catedral de Burgos y, después de construir la iglesia de San Esteban en Burgos, extienden su trabajo por el cuadrante noroeste de la actual provincia, con Sasamón como hito significativo.

La forma que adquiere el edificio a principios del siglo XIV apenas se ve modificada hasta llegar a nuestros días. Sólo el añadido de la sacristía al norte de las cabeceras lo altera formalmente. A ello hay que añadir la desaparición del claustro, un anejo hoy desconocido que, sin embargo, aún se reparaba en 1782, según se desprende de los libros de fábrica. La torre surge como un añadido sobre los muros originales de la fachada de poniente. A principios del XIV se decidió levantar una torre aprovechando las estructuras anteriores.