La implicación social de Cascajares

La infanta Elena y Simoneta Gómez-Acebo entregan a Nuevo Futuro los 75.000 euros recaudados por la empresa palentina en su tradicional subasta de capones antes de Navidad

La infanta Elena y Simoneta Gómez-Acebo entregan a Nuevo Futuro la recaudación de la subasta de capones de Cascajares, en presencia de Alfonso Jiménez, CEO de Cascajares
La infanta Elena y Simoneta Gómez-Acebo entregan a Nuevo Futuro la recaudación de la subasta de capones de Cascajares, en presencia de Alfonso Jiménez, CEO de Cascajares FOTO: ICAL Agencia ICAL

La Fundación Cascajares ha entregado este jueves, víspera de Nochebuena, los 75.000 euros de la recaudación obtenida en la pasada subasta benéfica de capones de Cascajares que se celebró el 29 de noviembre en el Hotel Palace de Madrid.

La infanta Elena y Simoneta Gómez Acebo fueron las encargadas de entregar la recaudación a Pina Sánchez-Errázuriz, presidenta de Nuevo Futuro, en un sencillo acto celebrado en las instalaciones de la Asociación.

La recaudación de la vigésimo segunda edición de la Subasta de Capones se destinará a fomentar la autonomía y la inclusión social de los jóvenes con capacidades diferentes que saldrán próximamente de los Hogares tutelados de Nuevo Futuro tras cumplir la mayoría de edad.

Uno de los colectivos con mayor probabilidad de sufrir exclusión social, son los menores que se encuentran en acogimiento residencial dentro del sistema de protección y que presentan algún grado de discapacidad.

MADRID, 29/11/2021.- Uno de los ejemplares de la subasta de Capones de Cascajares, Mowgli, este lunes en el Hotel Palace de Madrid durante la XXII edición a beneficio de Nuevo Futuro. EFE/ Mariscal
MADRID, 29/11/2021.- Uno de los ejemplares de la subasta de Capones de Cascajares, Mowgli, este lunes en el Hotel Palace de Madrid durante la XXII edición a beneficio de Nuevo Futuro. EFE/ Mariscal FOTO: Mariscal EFE

Los nueve capones y tres de pavos de Cascajares lograron recaudar 75.085 euros gracias a las pujas y donaciones de casi 400 personas que asistieron al evento que fue conducido por Agatha Ruíz de la Prada y Boris Izaguirre.

Los capones de Cascajares han sido criados en libertad en el Cerrato palentino, se han seleccionado por la calidad de su raza, de su carne y su plumaje y pueden llegar a pesar entre 5 y 7 kilos, además de que destacan por las coloridas plumas de sus colas.

La Fundación Cascajares lleva más de dos décadas recaudando fondos para diversos proyectos y Fundaciones a través de la subasta benéfica de capones. En todo este tiempo han recaudado casi un millón y medio de euros en un acto que ya es tradicional en fechas cercanas a la Navidad.