La Junta de Castilla y León destina 12,4 millones para la contratación de personas con discapacidad en los centros especiales de empleo

Las subvenciones financiarán el 50% del Salario Mínimo Interprofesional

Centro Especial de Empleo de Soria
Centro Especial de Empleo de Soria FOTO: Concha Ort

La Junta de Castilla y León ha publicado este jueves 3 de marzo en el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl) la convocatoria de subvenciones destinadas a fomentar la integración laboral de las personas con discapacidad a través de los centros especiales de empleo (CEE) de la Comunidad.

La convocatoria, que cuenta con un presupuesto inicial de 12,4 millones de euros, tiene por objeto financiar los costes salariales correspondientes a los puestos de trabajo desempeñados por personas con discapacidad en los CEE durante el ejercicio 2022.

Podrán solicitar estas subvenciones, convocadas por la Consejería de Empleo e Industria, las entidades que figuren inscritas en el Registro de Centros Especiales de Empleo de Castilla y León, y que cumplan el porcentaje mínimo de trabajadores con discapacidad exigido, que no será inferior al 70 por ciento del total de la plantilla de la empresa.

Las ayudas financiarán el 50 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente correspondiente al puesto de trabajo desempeñado por personas con discapacidad desde el 1 de diciembre de 2021 hasta el 30 de noviembre de 2022, incluyendo las dos pagas extraordinarias devengadas en dicho período. Las subvenciones correspondientes al mes de diciembre se incrementarán hasta el 55 por ciento del SMI, para los trabajadores con discapacidad psíquica y para los trabajadores con discapacidad física o sensorial igual o superior al 65 por ciento. Estas cuantías se establecen para contratos de trabajo a tiempo completo; si el contrato de trabajo se realiza a tiempo parcial, la subvención se reducirá proporcionalmente a la jornada laboral desarrollada.

La convocatoria, según se destaca desde la Junta, cuenta con un presupuesto inicial de 12,4 millones de euros, que podrá ampliarse, mediante lo trámites oportunos, si las circunstancias lo requieren. Su objetivo último es favorecer la creación y el mantenimiento del empleo de las personas con discapacidad, así como apoyar la labor desarrollada por de los centros especiales de empleo como entidades que fomentan la igualdad de oportunidades y la integración laboral de este colectivo.

Por otra parte, dese la Consejería de Empleo e Industria se destaca que los CEE han experimentado un crecimiento sostenido en Castilla y León a lo largo de las últimas décadas, pasando de los 47 existente en el año 1995, año en que se transfieren las funciones y servicios en esta materia a la Comunidad, a los 246 registrados a finales del pasado año. Durante el mismo periodo el número de trabajadores con discapacidad empleados ha pasado de las 770 personas a las 5.761 que en el año 2021 desarrollan su actividad laboral en estos centros.