Puente destaca que la incorporación de Valladolid a la Misión Ciudades supone “un hito en su crecimiento urbano y desarrollo económico”

La ciudad con este reconocimiento de Europa se sitúa a la vanguardia de las capitales en la lucha contra el cambio climático

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, presenta la iniciativa 'Valladolid ciudad climáticamente neutra' con la concejala de Innovación Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, presenta la iniciativa 'Valladolid ciudad climáticamente neutra' con la concejala de Innovación Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez FOTO: PHOTOGENIC PR Agencia ICAL

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, aseguró que la decisión de la Comisión Europea de elegir Valladolid como una de las 100 Ciudades Inteligentes y Climáticamente Neutras 2030, para participar en la Misión Ciudades, “supone un hito en su crecimiento urbano y desarrollo económico y refuerza su posicionamiento en Europa y en las redes internacionales con las que trabaja el Ayuntamiento”.

Además, según explican desde el Consistorio, abre puertas a financiación europea para el municipio y para entidades tanto públicas como privadas, algo que “supondrá un paso adelante en la atracción de inversiones y en el proceso para ser una ciudad más limpia y resiliente”. “La misión generará un impacto en la atracción de inversiones para la ciudad, un impulso económico con la colaboración público privada y la creación de empleo”, aseguran las mismas fuentes

“Tenemos por delante una gran oportunidad para modernizar Valladolid y hacer de ella una ciudad medioambientalmente sostenible, tarea en la que, no tengan duda, el Ayuntamiento de Valladolid va a estar a la altura”, aseguró Puente. La Concejalía de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, a través de la Agencia de Innovación, ha gestionado la candidatura que ha presentado el Ayuntamiento de Valladolid y liderará la Misión Ciudades, que pretende acelerar un cambio de paradigma para alcanzar la soberanía energética y no depender de los combustibles fósiles y acceder a una energía segura, al tiempo que podrá ofrecer un aire más limpio y entornos más saludables a sus vecinos.

Desde el Consistorio afirman que la neutralidad climática consiste en la máxima reducción de emisiones contaminantes abordando sectores que afectan el día a día de la ciudadanía, como la movilidad urbana sostenible, el transporte de mercancías, la vivienda y su rehabilitación, el uso de la energías limpias y renovables, la eficiencia y ahorro energético que contribuirán a la soberanía en este sector.

Hoja de ruta

Valladolid seguirá la hoja de ruta que presentó el pasado diciembre en su Adhesión a la plataforma CitiES2030, de la mano del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Entre otras medidas, contempla la rehabilitación sostenible e intervenciones integrales para la eficiencia energética, mediante la cual se implantarán distritos climáticamente neutros.

Una segunda línea de actuaciones está dedicada a movilidad urbana y metropolitana sostenible y segura, desde la que se potenciará el transporte público, la descarbonización de las flotas municipales y la incentivación para la movilidad sostenible de las flotas empresariales, todo ello desde los objetivos marcados desde el PIMUSSVA.

Otro de las áreas tiene como eje la economía circular para el consumo y la producción sostenibles: integrándola en las políticas urbanas públicas y en actuaciones dirigidas al tejido productivo y a la ciudadanía.

Una cuarta palanca está dedicada a la renaturalización de Valladolid. La nuestra ha sido una de las primeras ciudades europeas en apostar por devolver la naturaleza al espacio urbano, actuando las zonas verdes como sumideros de carbono que absorben el carbono de la atmósfera y contribuyen a reducir la cantidad de CO2 del aire.

Y el quinto eje será gobernanza para la neutralidad climática, por el que se establecerán nuevas formas de gestión y dirección, se habilitarán procedimientos de innovación para el desarrollo de las políticas urbanas, incidiendo en la economía del conocimiento, y se aplicarán instrumentos regulatorios, fiscales y organizativos.