Descubre donde hay ahora más níscalos y boletus

Advierten de que la entrada de una lengua de frío podría paralizar de forma definitiva la campaña

El níscalo es la seta estrella en los pinares de la Comunidad
El níscalo es la seta estrella en los pinares de la Comunidad FOTO: La Razón La Razón

Las últimas lluvias caídas han mejorado ostensiblemente la situación en los montes de setas y hongos, y especialmente de níscalos, uno de los productos de la tierra más codiciados por los buscadores micológicos.

En estos momentos, según informan desde la Fundación del Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (Cesefor) las zonas más occidentales de la Comunidad presentan más producción de níscalos.

Sobre todo en las provincias de Ávila, Segovia, Valladolid, Salamanca, León, Palencia y Zamora, superando los dos kilos por hora de rendimiento de recolección en muchos puntos de sus áreas productoras.

Sin embargo, los rendimientos de recolección de boletus siguen por debajo de un kilo por hora. Esta especie se puede recolectar en todas las zonas productoras, destacando los rendimientos en la provincia de Ávila, Salamanca y Zamora.

“Esta campaña ha sido de baja producción en cuanto a boletus edulis, pero en Zamora, León, Salamanca, Ávila y Palencia se siguen recolectando. En Soria y Burgos hay un goteo de ejemplares, pero para encontrar ejemplares hay que andar mucho”, apunta José Miguel Altelarrea, técnico de Cesefor, en declaraciones recogidas por Ical.

Además, advierte de que las heladas que ya se registran en Soria y Burgos perjudican a esta especie, principalmente, por lo que no se esperan picos de fructificación. “Quizás se produzca alguna fructificación de níscalos, pero, de momento, las producciones también son bajas”, afirma.

La Agencia Estatal de Meteorología ya ha avisado de que Castilla y León podría verse afectada, en los próximos días, por una “lengua de frío” lo que provocaría el corte “total” de la campaña porque el hielo continuado provoca que las setas no fructifiquen.

A esto se suma que las zonas de alta montaña como el Moncayo, Urbión, Navafría (Segovia) están cubiertas de nieve, por lo que ya no son productoras, y sí el hielo se extiende a cotas bajas de forma prolongada se pondrá fin a la campaña.

Este descenso de temperaturas durante esta última semana, propició la disminución o paralización de la producción en muchas zonas productoras.

Sin embargo, en cotas de menor altitud, las buenas condiciones de humedad del suelo y las suaves temperaturas registradas, con valores de las mínimas diarias por encima de los cero grados, propicia la aparición de muchas especies micológicas en los bosques de Castilla y León. Se incrementa la variedad de especies con una producción ligeramente superior a la semana anterior para las especies de interés socioeconómico.

Las abundantes precipitaciones y las suaves temperaturas registradas, con valores de las mínimas diarias por encima de los cero grados favorecen la aparición de setas de cardo, que se puede recolectar en todas las provincias de la comunidad. Los rendimientos no son muy elevados con valores que no superan el medio kilo por hora.