Marta Pascal asegura que mucha gente del PDECAT “tiene miedo de discrepar de Puigdemont”

“Yo lo hice y lo pagué muy caro”, afirma

La coordinadora genera del PDeCAT,Marta Pascal. EFE/ Fernando Alvarado
La coordinadora genera del PDeCAT,Marta Pascal. EFE/ Fernando Alvarado

La senadora de JxCat y anterior coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha asegurado este martes que mucha gente del PDeCAT “tiene miedo a discrepar de (Carles) Puigdemont”, y ha dicho que ella lo hizo y lo pagó muy caro.

“Durante este tiempo he hablado con mucha gente y te das cuenta de que lo que te dicen en privado difiere mucho de lo que te dicen en público”, ha asegurado Pascal sobre la gente que a su juicio discrepa con el expresidente catalán, en una entrevista del diario ‘Ara’ recogida por Europa Press.

Ha asegurado que ella perdió la confianza de Puigdemont “por haber apostado por el diálogo” y por querer apartar al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Preguntada por si Puigdemont era o no partidario de apartar a Rajoy del Gobierno, ha contestado que “no lo era”, y ha aseverado que desde la dirección del PDeCAT coincidían en que el gobierno del PP había sido nefasto para Cataluña y que era necesario un cambio.

Aboga por un PDECAT como el PNV

La senadora ha explicado que ella quiere que el PDeCAT sea un partido que haga compatible hacer política y defender los intereses de los ciudadanos con el "ideal de la independencia", y ha apuntado que lo imagina como el PNB en el País Vasco.

Un espacio, ha detallado, donde coincidan en la necesidad de defender el fortalecimiento nacional de Catalunya y a su vez resolver los problemas de los ciudadanos, y ha lamentado que "JxCat está haciendo un planteamiento a partir del bloqueo, la antipolítica y la confrontación", lo que cree que es incompatible con su idea y que por tanto el PDeCAT deberá escoger.

Además, ha criticado que actualmente haya diputados en el Parlament “que por la mañana están en un atril y por la tarde cortan una carretera”, lo que a su parecer es incompatible, por lo que ha pedido volver a la política para no dar una imagen de desorden.