ERC da por hecho que la mesa de diálogo se reanudará a principios de julio

“Respetamos si alguien no lo ve claro, yo no iré a decirle a otro partido político qué debe votar en el Congreso”, reprende Aragonès ante las críticas de JxCat por el acuerdo sobre el estado de alarma

Quim Torra y Pere Aragonès ante Pedro Sánchez y Carmen Calvo en la primera reunión de la mesa.
Quim Torra y Pere Aragonès ante Pedro Sánchez y Carmen Calvo en la primera reunión de la mesa.Jesus G. FeriaLa Razón

Esquerra presiona para retomar cuanto antes la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat tras el coronavirus, uno de los aspectos que subyace en el pacto entre PSOE-Unidas Podemos y los republicanos sobre la última prórroga del estado de alarma aunque no esté presente en el texto difundido ayer. “A pesar de no incluirse explícitamente en el acuerdo”, el Gobierno “ha expresado públicamente su voluntad de volver a reunir la mesa de negociación entre los gobiernos de Cataluña y del Estado una vez la pandemia entre en la fase de nueva normalidad”, defienden los republicanos sobre la viabilidad del foro una vez concluido el peor episodio de la crisis sanitaria.

Ahora, en Esquerra ponen fecha a su posible reanudación: principios de julio, nada más terminar la desescalada hacia la “nueva normalidad” si se cumplen los mejores pronósticos. Así lo ha confirmado esta mañana el vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional del partido, Pere Aragonès, en una entrevista a Rac 1.

Aunque la vuelta a la mesa de negociación no está expresamente recogida en el acuerdo para la abstención de ERC, Aragonès ha reafirmado que “las declaraciones públicas de Sánchez sobre ello son compromiso suficiente”. “Fue además un compromiso de legislatura y de investidura. Nosotros hemos ido al Congreso a buscar soluciones y a trabajar por la independencia de Cataluña y la amnistía de presos y exiliados”, ha zanjado reiterando una vez más las exigencias de los republicanos al Gobierno.

El vicepresidente económico de la Generalitat también ha querido hacer una defensa cerrada del acuerdo alcanzado con el Gobierno para la abstención de los 13 diputados de Esquerra el miércoles en el Congreso a cambio de ciertas concesiones en la gestión económica y social de la desescalada. “Los acuerdos los hacen los grupos parlamentarios, es a ellos a quienes corresponde, y este es un acuerdo entre ERC y PSOE-Podemos, el Gobierno del Estado”, ha defendido después de que el president Quim Torra le transmitiera directamente que no se siente vinculado por el pacto y hoy haya vuelto a reafirmar su negativa al estado de alarma ante el propio Pedro Sánchez.

“Respetamos si alguien no lo ve claro, yo no iré a decirle a otro partido político qué debe votar en el Congreso”, ha replicado Aragonès ante las críticas de la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, nada más conocerse el pacto atado por los republicanos.