Una exposición reivindica la obra de Modest Urgell

La galería Gothsland recupera la normalidad con una gran exposición dedicada al gran paisajista

Una de las obras de Modest Urgell en la exposición
Una de las obras de Modest Urgell en la exposiciónGothsland

Poco a poco las galerías de arte de Barcelona vuelven a la normalidad y reactivan su programación de exposiciones. Es el caso del espacio Gothsland, dirigido por Gabriel Pinós, que acaba de abrir una importante exposición dedicada uno de los principales paisajistas catalanes de todos los tiempos: Modest Urgell. La muestra, que permanecerá abierta hasta el 31 de julio, permite conocer en profundidad a un pintor que tuvo admiradores de la talla de Joan Miró o Josep Pla.

En esta muestra pueden verse numerosas obras de Modest Urgell (Barcelona, 1839 - 1919) de gran formato, entre ellas paisajes y marinas. De esta manera se recogen espacios pintados por este artista, como una vista poco conocida de Sant Miquel del Fai o una tormenta en tierras ampurdanesas.

Profesor de perspectiva y paisaje de la Escuela de Bellas Artes de Barcelona y fundador de la Sociedad Artística y Literaria de Barcelona, Urgell fue uno de los nombres asiduos en las fiestas artísticas celebradas en el primer Cau Ferrat de la barcelonesa calle de Muntaner, cuando era un artista consagrado, el espacio creado por Santiago Rusiñol y que después se instalaría en Sitges. Inicio su andadura en la Llotja de la capital catalana, para trasladarse a París donde llegó a conocer a Gustave Courbet. Paisajista con una mirada propia del romanticismo, su pincel se centró en la representación de iglesias abandonadas y cementerios, temas que se fueron convirtiendo en su personal marca creativa. Su prestigio llegó a exposiciones internacionales de París (Francia), Múnich (Alemania), Bruselas (Bélgica), Chicago y Filadelfia (Estados Unidos). Su obra hoy puede verse en instituciones como el Museo del Prado (Madrid) o el Museu Nacional d’Art de Catalunya (Barcelona).