Quim Torra exige ahora otros 15.000 millones de euros a Pedro Sánchez

Se suman a la “deuda histórica" de 9.000 millones y a los 16.000 millones anuales del “déficit fiscal” que reclama

AMP.- Coronavirus.- Torra: "Este Govern no hará ni un recorte, y menos en políticas sociales"
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament PARLAMENT DE CATALUNYA 03/06/2020 PARLAMENT DE CATALUNYA

Quim Torra ha exigido hoy 15.000 millones de euros a Pedro Sánchez para hacer frente a la crisis del coronavirus. El president, que trasladará esta reclamación en la reunión con los presidentes autonómicos del domingo, pide 5.000 millones procedentes del fondo de reconstrucción anunciado por el Gobierno -de 16.000 millones de euros- para sufragar los costes sanitarios y 5.000 millones más del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede).

A esos 10.000 millones en transferencias, reclama que el Gobierno relaje el techo de déficit hasta un 1% (actualmente está fijado en el 0,2%) para que la Generalitat pueda disponer de 2.500 millones de euros más y exige que se permita a los Ayuntamientos que puedan acceder a sus superávits, que también permitirían 2.500 millones de euros.

En total son 15.000 millones de euros, que se suman a la reclamación de la “deuda histórica” de 9.000 millones de euros que viene exigiendo insistentemente Torra en las últimas semanas y que se basa sustancialmente en 3.710 millones de euros de la disposición adicional tercera del Estatut; 1.249 millones de euros de la financiación de los Mossos d’Esquadra; o, 3.148 millones de euros para la Ley de dependencia.

Además de estas cantidades, Torra ha resucitado el histórico debate del “déficit fiscal”, que parecía que el independentismo había enterrado durante los últimos años de “procés”, al centrarse en atacar y desprestigiar la democracia española. En este sentido, el president está haciendo énfasis en las últimas semanas en la falta de recursos en Cataluña para afrontar la crisis porque “se van a España y no vuelven”, en alusión a los ingresos que genera la autonomía en comparación con lo que recibe del Estado: esa diferencia ha sido cifrada siempre por los independentistas en 16.000 millones de euros.

Pero Torra, en la reunión de este domingo también exigirá una respuesta de Sánchez en torno a las 40 demandas que planteó hace ahora dos semanas -entre las que se incluye la "deuda histórica de 9.000 millones de euros-. El president exigió una respuesta lo más inmediata, pero, por el momento, no la ha obtenido.

Sánchez, que ha mejorado las relaciones con sus socios de investidura de ERC tras el acuerdo alcanzado para la sexta prórroga del estado de alarma, parece más predispuesto a convocar la mesa de diálogo, aparcada debido a la crisis del coronavirus desde finales de febrero. Si bien, Torra ha dejado entrever hoy que tampoco va a poner las cosas muy fáciles para ello: “Para empezar a hablar de la mesa, es necesario que haya un clima de confianza que, visto lo que ha pasado estos dos meses y medio, no hay”, ha afirmado en una visita a unos terrenos en El Masnou (Barcelona).

En este sentido, ha criticado la actitud del Gobierno durante los últimos meses en la gestión de la pandemia y ha acusado a Sánchez de actuar con “unilateralidad”.

La mesa de diálogo entre el Gobierno y el Govern es una exigencia y logro de ERC y teniendo en cuenta que las elecciones catalanas están en un horizonte cada vez más cercano, Torra y JxCat no están dispuestos a dar facilidades en este sentido. En todo caso, todo lo contrario, van a tratar de desgastar a los republicanos, con quienes han mantenido duros encontronazos en estas dos últimas semanas.