Covid, gripe o resfriados: la atención primaria se refuerza con 2.000 profesionales para atender un alud de consultas

Salud invertirá 300 millones en la atención primaria hasta 2022, 46 millones antes de finalizar el año. ERC y Torra tratan de sacar rédito del anuncio

ERC y el president de la Generalitat , Quim Torra, han peleado hoy por sacar pecho desde escenarios diferentes del plan para reforzar la atención primaria que tiene como objetivo convertirla en el eje vertebrador de la sanidad catalana. El día después de remodelar su gobierno, en la Conferencia de Presidentes que ha convocado Pedro Sánchez para abordar la vuelta a las aulas, Torra ha anunciado que reforzará la atención primaria con una inversión anual de 127 millones de euros hasta 2022. Mientras, a 627 kilómetros, en Barcelona, ERC ha anunciado los detalles del plan de refuerzo para la atención primaria con la consellera de Salud, Alba Vergés, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y el director del CatSalut, Adrià Comella. Antes de acabar el año, Cataluña invertirá 46 millones y contratará a 1.979 profesionales de acuerdo con el plan de apoyo a la atención primaria. La prioridad es evitar el colapso con la llegada de la temporada de los resfriados y las gripes.

Durante el periodo de frío, los profesionales de la salud se tendrán que preparar para distinguir diagnósticos. Aunque no es fácil. En el caso de los niños, que tienen cuadros inespecíficos de covid leves que pueden confundirse con otra infección vírica, el el doctor Pere Soler, jefe de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunideficiencias de Pediatría del Hospital Vall d’Hebron, admitía esta semana que en pacientes pediátricos no tienen aún la fórmula para diferenciar una covid, de una gripe o un resfriado basándose sólo en la sintomatología. Teniendo en cuenta que en la actualidad la atención primaria atiende el 80% de la demanda que genera la covid -diagnóstico clínico, ecografías pulmonares, intervención comunitaria, PCR o rastreo de los contactos, Comella auguró que este otoño “el volumen de presión que asumirá la atención primaria será inaudito”.

Aragonès no ha pasado por alto que la atención primaria todavía arrastra los recortes que hace diez años ejecutó el gobierno de la antigua CiU liderado por Artur Mas. Durante los recortes se perdieron más de 900 médicos de familia recuerda el sindicato Metges de Catalunya. Su secretario general, Josep María Puig, alertaba hace unos días de que los profesionales están agotados física y emocionalmente, aunque a diferencia de marzo, ahora tienen más experiencia.

Además de garantizar una respuesta a los posibles repuntes de la pandemia en otoño, la inversión quiere resolver problemas estructurales. Vergés avanzó que con los 127 millones anuales se prevé contratar un total de 3.811 profesionales hasta 2022. No todos serán médicos y enfermeras. Para fortalecer el papel de médicos y enfermeras se incorporarán administrativos que ayuden con los trabajos burocráticos. La idea es reorganizar las tareas y gestiones administrativas que no son propias del trabajo asistencial para que médicos y enfermeras se centren en su trabajo. La figura TCAI apoyará a enfermería, hará seguimiento a los pacientes y promoción de la salud. El equipo de atención ciudadana se ocupará de la gestión de los usuarios y tareas administrativas. Y los equipos de trabajo social, se encargarán del diagnóstico y resolución de problemas sociales. Se contratarán nuevos perfiles unos 115 psicólogos, otros 115 trabajadores sociales y cerca de 120 nutrucionistas. Y otros profesionales para cubrir las nuevas necesidades COVID: gestores covid, los referentes escolares y equipos de cribado.

Además de personal, se revisarán los procesos de trabajo con la intención de optimizar recursos y tiempo. Se invertirá en nuevas tecnologías para mejorar la accesibilidad telemática y agilizar PCR o vacunas. Y se ampliarán espacios o se habilitarán lugares cercanos a los CAP para atender las necesidades de la COVID.