Lleida mostrará la polémica escultura del Rey Juan Carlos sodomizado

Formará parte de una muestra sobre arte censurado de la colección del empresario Tatxo Benet

El próximo día 20 de septiembre se inaugura en el Centro de Arte La Panera de Lleida una exposición que está llamada a crear controversia. Se trata de la colección privada reunida a lo largo de los años por el empresario Tatxo Benet y que tienen como denominador común el haber sido censuradas y haber generado debate. Entre los nombres que forman parte de la muestra figuran los de Ai Wei Wei, Charo Corrales, Robert Mapplethorpe, Abel Azcona, Larissa Sansour, Antoni Tàpies o Pablo Picasso. Pero probablemente sea una obra de Ines Doujak la que volverá a abrir el debate y la polémica.

Se titula “Not Dressed for conquering” que, tras haber sido presentada en la Bienal de Sao Paulo, llegó a Barcelona para formar parte de la exposición que el Macba organizaba en 2015 bajo el nombre “La bestia y el soberano”. En ella puede verse a un pastor alemán que sodomiza a la líder del feminismo boliviano Domitilia Barrios quien, a su vez, sodomiza una figura que representa al Rey Emérito Juan Carlos vomitando flores sobre cascos de las SS nazi. La exhibición de esta pieza generó una gran polémica. El entonces director del museo, Bartomeu Marí, decidió eliminar la obra de la muestra asegurando que no había sido informado de su presencia. Igualmente Marí creía que el trabajo de Doujak era “inadecuado” para el museo por lo que decidió suspender la exposición porque los comisarios de la misma, Hans D. Christ, Iris Dressler, Paul B. Preciado y Valentín Roma, se negaban a su retirada. Finalmente, el Macba abrió sus puertas con la exposición programada, aunque la polémica se llevó por delante el destitución fulgurante de Valentín Roma y Paul B. Preciado como conservador en jefe y jefe de programas-director del Programa de Estudios Independientes (PEI) del Macba. Bartomeu Marí, muy tocado por el tremendo lío organizado, acabó presentando su dimisión.

En junio de 2018, Tatxo Benet anunció que había adquirido esta obra que también pudo verse, tras su paso por Barcelona, en el museo Württemberg Kunstverein de Stuttgart.

El anuncio llegó poco después de que el socio de Jaume Roures en MediaPro comprara la instalación “Presos políticos” de Santiago Sierra que había sido censurada en la feria ARCO. Benet hizo que el controvertido montaje de Sierra se presentara en el Museu de Lleida y en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).