Los MIR catalanes cumplen ocho días de huelga “sin ningún avance significativo”

Más de 1.000 profesionales se han manifestado por las calles de la capital catalana

Octavo día de protestas de los MIR (médico interno residente) en Barcelona para pedir condiciones de trabajo dignas. En esta nueva jornada de manifestación, los médicos han cortado la avenida Diagonal y han llevado a cabo una sentada frente a la Consellería de Salut, con pancartas en las que se podía leer lemas como “Derechos y formación para el futuro de la sanidad” o “Stop abuso residentes”.

Estos profesionales, más de 1.000 hoy por las calles de Barcelona, 3.500 en total, se han cansado de las condiciones a las que se tienen que enfrentar, empeoradas aún más por la crisis del coronavirus. Además del bajo salario con respecto al resto de países europeos, otro de los principales problemas es el de la temporalidad de los contratos de todo personal sanitario durante los últimos meses, los llamados ‘contratos covid’.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha señalado al respecto que espera que se llegue a un acuerdo “lo más pronto posible” en el conflicto laboral de los MIR. En rueda de prensa en Barcelona para dar a conocer los nuevo cinco hospitales satélites que se construirán de forma modular en este invierno para atender a pacientes críticos de COVID-19, la consellera expresó su “confianza” en un próximo acuerdo.

Por el momento, los representantes de los MIR no tienen en agenda ninguna nueva reunión con el Instituto Catalán de la Salud (ICS) y las patronales de la sanidad concertada para seguir con la negociación de este conflicto laboral, según fuentes del sindicato Metges de Catalunya, que apoya las movilizaciones de los médicos residentes. Alba Vergés consideró que “se han ido mejorando las propuestas” y mostró “mucha confianza” en un próximo acuerdo, “que es la voluntad de todas las partes”. El sindicato, sin embargo, ha pedido a la conselleria que “tome las riendas de las negociaciones para llegar a un acuerdo satisfactorio que permita acabar con la huelga de residentes”, una protesta que acumula siete jornadas de paros “sin ningún avance significativo que facilite el entendimiento entre las partes”.

Tras la última reunión celebrada con el Instituto Catalán de la Salud (ICS) y las patronales empresariales de la red sanitaria concertada, esta organización sindical cree que “la discusión se encuentra en ‘vía muerta’ y sin ninguna posibilidad de progreso, mientras no intervenga el Departamento encabezado por la consejera Alba Vergés”.

La difícil situación de estos profesionales hace que tengan que buscarse la vida en otros países, donde as condiciones son más favorables, provocando una situación de escasez de personal sanitario a pesar de estar luchando contra una pandemia. Están seguros de que esto no ocurriría si los contratos fueran más razonables.

Después de dos semanas de paros, que comenzaron el 21 de septiembre, los 3.500 MIR convocados a la huelga ya han hecho varias acciones, como sentarse en la avenida de la Reina Maria Cristina o bien cortar el tráfico en las dos rondas.

La nueva propuesta

El ICS, La Unió y CAPSS están elaborando una propuesta para la mejora de las condiciones laborales de los MIR para tratar de desencallar la huelga que mantiene el colectivo, ha informado el SISCAT en un comunicado este viernes.

Las mejoras propuestas se circunscriben a tres grandes ámbitos y el primero de ellos la retribución laboral, para la que plantean un aumento del sueldo del 7% que “posicionaría a los MIR de Cataluña por encima de los del resto de comunidades”.

El segundo se trata de la formación y la docencia, y proponen, entre otras cosas, la “constitución de una Comisión de Seguimiento de los Programas de Formación Sanitaria Especializada de Catalunya”, que se encargue de asegurar del cumplimiento de los planes docentes.

Respecto a la jornada laboral, el tercero de los ámbitos, sugieren fijar un calendario anual que garantice “los descansos y jornadas que marca la normativa vigente”, así como asegurar una jornada laboral máxima de 48h semanales y descansos mínimos de 12h entre jornada y jornada.

Con este plan, se han persona en la reunión de mediación que se celebró el jueves, aunque en ese encuentro no se llegó a ningún acuerdo.