Torrent confirma que las elecciones en Cataluña serán el 14-F

El miércoles comunicará en el pleno que no hay candidato para una hipotética investidura y activará el reloj electoral rumbo a febrero

Si la segunda oleada del coronavirus lo permite y salvo sorpresa mayúscula en el plano político, las próximas elecciones en Cataluña serán el 14 de febrero. Así lo ha confirmado hoy el presidente del Parlament, Roger Torrent, en una rueda de prensa desde la cámara catalana en la que ha detallado los próximos pasos a seguir ahora para activar el reloj electoral.

El primero es oficializar que no hay candidato para sustituir al expresident Quim Torra tras la ronda de consultas con los grupos parlamentarios y lo hará el miércoles que viene, 21 de octubre, en un pleno ordinario que ya estaba previsto. Los partidos, por tanto, podrán posicionarse sobre el escenario electoral que se avecina en el hemiciclo con un turno de intervenciones para la ocasión. El presidente del Parlament ha sostenido que tenía dos opciones para hacer este acto equivalente a una investidura fallida, publicar una resolución en el Bopc o notificarlo en el pleno, y ha optado por hacer ambas. De hecho, tras la comunicación de Torrent, se publicará la resolución en el Boletín Oficial del Parlament (Bopc) ese mismo día.

A partir de ahí, se abrirá un periodo de dos meses para investir a un presidente en el que los grupos podrán presentar candidato o candidata, algo que parece improbable. Además, Torrent ya ha avisado de que sólo convocaría un pleno si esta persona cuenta con los apoyos suficientes, una quimera dada la actual aritmética parlamentaria y la negativa del independentismo a presentar un nombre alternativo para sustituir a Torra. Sólo Ciudadanos amagó con una posible candidatura, una idea que el partido naranja desestimó al no contar con los apoyos suficientes y al dar por buena la fecha del 14-F, que el propio Roger Torrent adelantó hace dos semanas.

Si esto no se produce como es previsible, el 22 de diciembre se disolverá el Parlament de manera automática y el Govern publicará el decreto de la convocatoria de elecciones, que serán el domingo 14 de febrero, 54 días después.

Entre medias, la actividad en la cámara catalana seguirá de forma ordinaria, con sesiones de control al Ejecutivo, comisiones y plenos programados. Cuando se produzca la disolución automática, se habilitará la diputación permanente. Así, a no ser que la Junta de Portavoces modifique el calendario, el último pleno de la legislatura será el que está previsto para los días 15, 16 y 17 de diciembre.