Elecciones Catalanas

El PSC arrasa y recupera el área metropolitana de Barcelona

Los socialistas vuelven a liderar su feudo histórico y convierten en un espejismo la victoria de C’s en 2017

El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa
El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa FOTO: Toni Albir EFE

Como todo proceso electoral, los comicios de este domingo arrojaron muchas lecturas. Y lo seguirán haciendo en los próximos días. Una de ellas es, sin lugar a dudas, es el retorno triunfal del PSC a su feudo tradicional: el área metropolitana de Barcelona, conocida popularmente como cinturón rojo, que recupera su nombre tras el espejismo naranja de las últimas elecciones. Así las cosas, el PSC no solo ha ganado las elecciones en la demarcación de Barcelona, sino que lo ha hecho gracias a recuperar pueblos y ciudades como l’Hospitalet, Barcelona, Santa Coloma de Gramenet o Cornellà. El cambio, por lo tanto, se ha forjado en el área metropolitana que ha abandonado a Ciudadanos. Destaca el rojo de la capital catalana, pero también el gana con solvencia en el Barcelonès, los dos Valleses y el Garraf. Es la zona más poblada de Cataluña y es donde los socialistas acumulan los votos que les han dado la victoria.

Mención aparte, sin embargo, merece la participación en este 14 F, que ha caído en toda Cataluña y particularmente en el cinturón metropolitano de Barcelona. En Badalona se quedó en un 45,75% cuando en 2017 fue del 80,06%. En l’Hospitalet, 47,03% respecto al 78,25% del 21-D. En Sant Adrià, 40,64% respecto 74,48% de hace cuatro años. Vox, además, se erige con el tercer puesto en l’Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs y Castelldefels.

ERC, a la zaga

En L’Hospitalet, la segunda ciudad más poblada de Cataluña, el PSC ha reunido el 38,95% de los votos, 16 puntos más que en 2017, y marca distancia con ERC (15,73%). Cs ha pasado del 33,41% de los sufragios al 7,96% (-25,5 puntos) y Vox reúne el 9,65% (7.371 sufragios), irrumpiendo como tercera fuerza. En Cornellà de Llobregat se ha registrado una participación del 50,11%. En Badalona, el PSC también ha doblado sus resultados respecto a las últimas autonómicas. En esta ciudad gobierna Xavier García Albiol (PP), formación que ayer obtuvo el 5,73% de los sufragios (4.016 votos, bajando 2,56 puntos). La candidatura de Salvador Illa ha reunido el 30,16% de los votos, 13,2 puntos más que en 2017 (16,96%) y ERC se ha mantenido como segunda fuerza con un porcentaje prácticamente idéntico al del 21-D (un 18,86% frente a un 18,17% entonces).

El auge de los socialistas en Sabadell alcanza los 10,91 puntos y el 27,01% de los votos (en 2017 consiguió el 16,10%). La subida en Terrassa es parecida (10,96 puntos) y del 14,93% de los votos ha pasado al 25,89%, con 19.964 adhesiones en las urnas. En Santa Coloma de Gramenet el 41,67% de los sufragios han ido a parar al PSC, 17,93 puntos más que el 21-D , con el 23,74%. Vox se erige en tercera fuerza tras ERC, con el 9,88% de los votos (3.319). A escasos metros, en Sant Adrià de Besòs, el PSC ha conseguido el 34,09% de los votos, 14,65 puntos más y, al igual que en Santa Coloma, Vox entra como tercera fuerza más votada con el 12,09% de los sufragios. ERC es la segunda, escalando 1,28 puntos respecto a 2017. Cs cae 26,25 puntos (del 34,60% de las últimas autonómicas al 8,35% del 14-F).

En Castelldefels, Vox obtiene un 11,17% del total de papeletas escrutadas y el PP también sube en porcentaje de voto, con 1,52 puntos más. Cs retrocede en 25,88 puntos y pierde más de 10.000 votantes. El PSC es el partido más votado con el 28,89% de los votos, seguido de ERC con el 17,45%. A modo de anécdota, en el municipio de Oriol Junqueras, Sant Vicenç dels Horts, el PSC ha sido el partido político más votado en las elecciones Cataluña 2021 con el 29,64% de las votaciones, seguido de ERC con el 26,6%.