Puigdemont se hace con los departamentos de mayor relevancia

Los republicanos consiguen la presidencia por primera vez mientras que los de Puigdemont se hacen con las principales consejerías. La gestión de los fondos europeos será compartida

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès
El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès FOTO: Quique Garcia EFE

El nuevo Govern de coalición que tanto ha costado negociar a los dos principales partidos independentistas se ha confirmado a primera hora del día de hoy. Las carteras se repartirán de forma equitativa entre sendos partidos con siete consejerías para cada uno. El nuevo gobierno catalán amplía así en una más el número de consejerías que era de 13 en el anterior ejecutivo. En el reparto, los republicanos consiguen gobernar por primera vez Cataluña pero el partido de Puigdemont es el gran beneficiado en cuanto reparto de carteras importantes en el ejecutivo.

ERC asumirá la conselleria de Interior y el control de los Mossos d’Esquadra en el nuevo Govern de coalición. El principio de acuerdo alcanzado por las dos principales fuerzas independentistas hace que por primera vez Esquerra se haga cargo de la conselleria de Interior, hasta ahora en manos del conseller de JxCat Miquel Sàmper. Para los republicanos, también serán las consellerias de Presidencia, encargada de los medios de comunicación, y Educación, que consigue retener del anterior gobierno y, que gestiona un gran presupuesto junto la planificación educativa tras la pandemia.

Una cartera con gran relevancia será la de Economia y Hacienda. Esta se encargará de gestionar los fondos europeos de forma compartida con una comisión interdepartamental, pero supone un tanto para Junts, que presumiblemente, será gestionada por Elsa Artadi. Además, JxCat también consigue la conselleria de Salud, hasta ahora en manos de ERC, y que tratará de marcar las líneas en materia sanitaria tras la pandemia. La presidenta del Parlament y la candidata a la Generalitat, Laura Borràs, aseguró en campaña electoral que si esta conselleria era de su partido sería Josep Maria Argimon en conseller de Salud.

La conselleria de Acción Exterior, vinculada con el Consejo de la república de Puigdemont y uno de los principales escollos en las negociaciones, será para JxCat. Justicia, hasta ahora en manos de ERC será también gestionada en la nueva legislatura por Junts. De la dirección de esta conselleria dependen las cárceles catalanas y tiene un peso destacado en el proceso de los grados a los presos secesionistas. El partido de Puigdemont, además, gestionará Derechos sociales, Universidades y Políticas digitales.

Agricultura y Acción Climática también irá a manos de ERC junto Feminismo e Igualdad. Además, los republicanos consiguen con el pacto la cartera de Empresa y Trabajo. La séptima consejería de ERC será cultura.