Cataluña triplica las muertes por coronavirus en una semana

Los ingresados rozan los 2.000, cifras que no se veían desde febrero en plena tercera ola

Un miembro del personal sanitario del Area de Vigiláncia Intensiva y de la Sala de hospitalización del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona.
Un miembro del personal sanitario del Area de Vigiláncia Intensiva y de la Sala de hospitalización del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona.Francisco AviaEFE

Cataluña no pasa por el mejor momento de la quinta ola aunque algunos indicadores muestren descensos. Las muertes en la comunidad se han triplicado de una semana a otra, con 51 fallecimientos en los últimos siete días por los 17 de los siete anteriores. Además, el sistema sanitario vuelve a números de la tercera ola, en los que se rozan los 2.000 pacientes ingresados.

Los cuidados intensivos de Cataluña también han sufrido un aumento exponencial en la última semana. Las unidades de ingresados graves -UCI- que hace siete días se movían alrededor de los 200 pacientes cuentan ahora con más del doble donde a día de hoy hay 440. Una cifra similar no se veía desde principios de mayo cuando la cuarta ola empezaba a remitir.

Pero en cuanto a los pacientes ingresados la cifra también ha hecho disparar las alarmas. Hacía muchos meses que Cataluña no rozaba los 2.000, desde el 15 de febrero en plena tercera ola, la más virulenta hasta la fecha.

Las muertes, el indicador más triste de la pandemia, llevan subiendo en los últimos días de forma contundente. Atrás han quedado las semanas con menos de 10 fallecidos y solamente ayer, Cataluña registró 17 muertos por coronavirus. Una cifra que hace pensar en lo peor tras multiplicar por tres los fallecidos en una semana.

Todo ello en una nueva jornada de registro de casos superior a 7.500. Aunque como dato positivo cabe destacar la bajada de la Rt, velocidad de transmisión, a 0,97, el porcentaje de positividad de los test de antígenos y PCR sigue siendo altísimo y se sitúa en 21,33%. Cabe destacar que la OMS considera descontrolada una pandemia cuando esta tasa se encuentra por encima del 5%.

Mientras que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 1.234,03 por cada 100.000 habitantes y la media de edad de los casos confirmados es de 31,20 años. Otro indicador que ha bajado ha sido la tasa del riesgo de rebrote, el miércoles alcanzaba un nivel de 1.176 y 24 horas después se sitúa en 1.165.

Malos datos para la comunidad que sigue siendo una de las más afectadas no solamente en España si no en toda Europa con esta quinta ola. Todo ello llevó a Cataluña a devolver el toque de queda para intentar frenar los contagios que se encontraban fuera de control tras la relajación de las medidas con el fin del estado de alarma.

El ocio nocturno también fue cerrado tras el repunte exagerado de casos y no se sabe cuando la Generalitat tiene pensado reabrirlo. Por el momento parece que será de mínimo un mes, pues el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ya avanzó hace unos días de que el toque de queda se mantendría por lo menos tres semanas más.

El mismo Argimon, ayer, también quiso ser optimista y argumentó que la quinta ola parecía remitir aunque con los datos reportados por la comunidad no parece que esto pueda ser una afirmación muy contundente. La evolución de los próximos días marcará la relajación de medidas.