Los médicos valencianos tachan de “imprudente” y “precipitada” la celebración de las Fallas

El CESM considera “un despropósito” la relajación en el uso de la mascarilla

La serenidad femenina ante el coronavirus sortea hasta julio el fuego fallero
La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos no comparte la idea de la celebración de las Fallas en septiembre.Juan Carlos CárdenasEFE

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha calificado de “muy precipitado” e “imprudente” la celebración de las Fallas en el mes de septiembre tras haberse registrado una incidencia de casi 600 casos por cada 100.000 habitantes en la Comunitat Valenciana.

Tal y como anunció ayer la Conselleria de Sanidad, en las últimas 24 horas se registraron 3.015 casos nuevos de coronavirus en la Comunitat, dejando la cifra total de positivos en 439.821 personas. Sin embargo, y casi al mismo tiempo, desde la Concejalía de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, se comunicó que las carpas de las Fallas se empezarán a instalar el 27 y 29 de agosto, dando comienzo a la festividad.

Pese a que el presidente de la Junta Central Fallera Carlos Galiana confirmó que las medidas vigentes durante el periodo de Fallas serán las delimitadas por las autoridades sanitarias, desde el CESM se considera una “irresponsabilidad”, pues la transmisión del virus se ve acrecentada en espacios cerrados y aglomeraciones “más aún con la nueva variante del virus”, y estas dos situaciones podrían darse en la festividad.

Además, el sindicato ha incidido en que las restricciones actuales son “un despropósito”. Se estima que la relajación del uso de las mascarillas fue un error, ya que “es el mayor elemento de protección” frente al virus; y esta medida “hizo que la población se relajara” cuando ya se avistaban “pinceladas” en el panorama sanitario que pronosticaban repuntes. Además, el toque de queda “deja dudas sobre su efectividad”, comunica el CESM a LA RAZÓN.

El verano es una buena etapa para estar fuera, en espacios abiertos, como terrazas”, se ha indicado. Desde la organización se ha recalcado que “con una limitación del número de personas y una correcta distancia de seguridad” la dispersión del virus se vería controlada.

Por último, el sindicato también ha denunciado “la saturación de la atención primaria” por abarcar actualmente un 90 por ciento o más de los casos por covid.